miércoles, 26 de agosto de 2015

Círculos de Mujeres

Cuando las mujeres juntamos las cabezas junto al fuego se hace la magia. Cuando nos acercamos a la inmensidad de la llama y dejamos que el corazón se exprese se produce la transformación fácil y amable. Cuando las mujeres nos unimos en un círculo, los elementos se hacen nuestros cómplices para conspirar (respirar con) nosotras. Cuando las mujeres abrimos nuestra garganta, no para intentar recibir cariño o por miedo, sino por amor a la Verdad, las palabras brotan certeras y sanan. Las palabras son dichas y hacen su función primordial de nombrar y renombrar el mundo. Es en ese renombrar que el mundo se transforma y adquiere otros matices. Lo que ya no es, se disuelve por arte de magia y da a luz a lo que vendrá. Un futuro más limpio y claro, más libre y armonioso, un futuro más esencial. 

Cuando las mujeres acercamos nuestras cabezas al fuego, y se hace el círculo, junto a nosotras el Universo se concentra y abrimos un canal para bajar conocimiento a la Tierra. Cuando las mujeres nos unimos desde el corazón, la noche se llena de guiños y las estrellas se hacen más brillantes. Cuando todas las mujeres de la tierra juntemos nuestras cabezas en un círculo mágico, la Humanidad abrirá su corazón... y, al fin, comprenderá. 

Gracias a las mujeres que han conspirado y que siguen conspirando conmigo.

No hay comentarios:

Hacemos comunidad en Facebook