jueves, 23 de abril de 2015

#FashRev ¿Quién hizo mi ropa?

A veces tengo la impresión de que construimos el mundo sobre cadáveres. A veces, cuando las noticias están llenas de muertos que flotan en las aguas del Mediterráneo o de mujeres aplastadas en Bangladesh por el peso de la industria de la moda, me siento desanimada y triste. Es desalentador no poder hacer nada para cambiar lo que a todas luces se nos presenta como inhumano e injusto. No deja de sorprenderme la facilidad que tiene el ser humano para convertir la tierra, un paraíso, en el infierno.

No tengo mucho que decir, porque no tengo las respuestas. Sólo preguntas. ¿Cuándo el ser humano comprenderá que es la Vida (los seres humanos, la Naturaleza...) lo que debe situarse en el centro de la toma de decisiones y no el dinero? ¿Cómo ayudar a incrementar el nivel de solidaridad y conciencia? ¿En qué momento nos daremos cuenta de la profundidad de nuestros actos? Con una pregunta, e invitada por la Revista Gansos Salvajes, me sumo a la iniciativa Fashion Revolution Day  y junto a otras miles de personas en el planeta le pregunto a la industria de la moda:
¿Quién hizo mi ropa? 





#FashRev

Únete.



Desde el origen del movimiento Fashion Revolution en Inglaterra iniciado por sus fundadoras Carry Somers y Orsola de Castro (ver más información acerca de ellas aquí) en 2013 tras el impacto mundial del terrible accidente de las fábricas textiles de la Plaza Rana en Bangladesh, en España hay cientos y cientos de personas que han abrazado esta iniciativa, sin precedentes en el mundo de la Moda, y tomando conciencia de que se requería un cambio sustancial en la manera de entender la industria de la Moda y la relación que mantenemos con nuestra ropa y las personas que la han fabricado en cualquier punto del planeta.
La Revolución de la Moda que proponemos desde Fashion Revolution en España, es una llamada a la Acción positiva, pacífica pero exigente y coherente con unos valores de honestidad, transparencia, sostenibilidad, respeto a las personas y a los recursos naturales que se ven afectados por la producción de la industria textil; además se exige claridad en el etiquetado de las prendas, honestidad en el origen real de las mismas y de las condiciones de trabajo bajo las que fueron fabricadas por no olvidar las auditorías independientes del impacto medioambiental en los recursos naturales de agua (dulce y salada), especialmente castigados por esta industria.
Seguir leyendo en Fashion Revolution Spain


No hay comentarios:

Hacemos comunidad en Facebook