domingo, 26 de abril de 2015

Mujer despierta... y amamantando

Ayer noche me encontré en la red con esta grabación de la ponencia "Poder y Cuerpo de Mujer" (más diría charla informal) que ofrecí en el marco de las Jornadas Mujer Despierta, organizada por Laura Martínez, directora de la revista Gansos Salvajes,  que se celebraron en Granada en marzo de 2014. 

No la había visto antes. Y me ha gustado mucho verla por varios motivos. El motivo principal es que cuando ofrecí esa ponencia hacía cinco meses había sido madre por segunda. Veo mi cuerpo diferente a como es ahora, veo mi rostro y mis gestos y hay una variación sutil pero apreciable. La energía, la intensidad, ese estado de ensueño lucido que es el puerperio, brota, casi mágico, en el contexto del discurso. 

La segunda, porque en mitad de la conferencia, mi hijo, que estaba en brazos de Prado Esteban, llora. Así que sigo la conferencia amamantándolo. Un gesto, que surgió espontáneo y natural, visto ahora con el paso del tiempo (un año y un mes después) adquiere un mensaje y dimensiones que en aquel momento no imaginé siquiera.

Te invito a ver este video, no porque sea la mejor ponencia que haya dado, sino porque ver a una mujer hablando públicamente mientras amamanta nos puede llevar a un espacio-tiempo diferente e invita a generar un discurso iconográfico rompedor. ¿La lactancia empodera, se preguntan todavía algunas mujeres? ¿Puede la maternidad ser empoderante? ¿Desde dónde las mujeres accedemos a la maternidad? ¿Es posible que el dentro-fuera, lo doméstico y lo profesional encuentren acomodo? ¿Es una provocación amamantar en público? ¿Es subversivo utilizar nuestro cuerpo para criar a nuestros hijos como deseamos?

Además, podéis disfrutar de las intervenciones de la ginecóloga Enriqueta Barranco, durante la ponencia que facilitó información muy valiosa.





Ahora, que muchas mujeres están comenzando a cuestionar los paradigmas clásicos del feminismo os invito a cuestionar, de nuevo, todas las ideas.




Diez ideas sobre la lactancia: La lactancia, una cuestión incómoda





jueves, 23 de abril de 2015

#FashRev ¿Quién hizo mi ropa?

A veces tengo la impresión de que construimos el mundo sobre cadáveres. A veces, cuando las noticias están llenas de muertos que flotan en las aguas del Mediterráneo o de mujeres aplastadas en Bangladesh por el peso de la industria de la moda, me siento desanimada y triste. Es desalentador no poder hacer nada para cambiar lo que a todas luces se nos presenta como inhumano e injusto. No deja de sorprenderme la facilidad que tiene el ser humano para convertir la tierra, un paraíso, en el infierno.

No tengo mucho que decir, porque no tengo las respuestas. Sólo preguntas. ¿Cuándo el ser humano comprenderá que es la Vida (los seres humanos, la Naturaleza...) lo que debe situarse en el centro de la toma de decisiones y no el dinero? ¿Cómo ayudar a incrementar el nivel de solidaridad y conciencia? ¿En qué momento nos daremos cuenta de la profundidad de nuestros actos? Con una pregunta, e invitada por la Revista Gansos Salvajes, me sumo a la iniciativa Fashion Revolution Day  y junto a otras miles de personas en el planeta le pregunto a la industria de la moda:
¿Quién hizo mi ropa? 





#FashRev

Únete.



Desde el origen del movimiento Fashion Revolution en Inglaterra iniciado por sus fundadoras Carry Somers y Orsola de Castro (ver más información acerca de ellas aquí) en 2013 tras el impacto mundial del terrible accidente de las fábricas textiles de la Plaza Rana en Bangladesh, en España hay cientos y cientos de personas que han abrazado esta iniciativa, sin precedentes en el mundo de la Moda, y tomando conciencia de que se requería un cambio sustancial en la manera de entender la industria de la Moda y la relación que mantenemos con nuestra ropa y las personas que la han fabricado en cualquier punto del planeta.
La Revolución de la Moda que proponemos desde Fashion Revolution en España, es una llamada a la Acción positiva, pacífica pero exigente y coherente con unos valores de honestidad, transparencia, sostenibilidad, respeto a las personas y a los recursos naturales que se ven afectados por la producción de la industria textil; además se exige claridad en el etiquetado de las prendas, honestidad en el origen real de las mismas y de las condiciones de trabajo bajo las que fueron fabricadas por no olvidar las auditorías independientes del impacto medioambiental en los recursos naturales de agua (dulce y salada), especialmente castigados por esta industria.
Seguir leyendo en Fashion Revolution Spain


lunes, 20 de abril de 2015

El miedo en las mujeres

Hablo con cientos de mujeres cada semana: jóvenes, mayores, profesionales, sin estudios, con doctorados, mujeres que nacieron en el seno de una familia católica o en una comunidad hippie, mujeres muy inteligentes y otras no tanto, casadas, divorciadas, solteras, hijas, madres, amantes, vírgenes, amas de casa, con trabajo, paradas...  y, como en una letanía, las mujeres contamos una canción conocida al mismo ritmo: tengo miedo.

¿A qué tienes miedo? A tener hijos, a no tenerlos, a comprometerme, a no encontrar a nadie, a la soledad, a la invasión de mi intimidad, miedo al fracaso, al éxito, a defraudar a los demás, miedo a liderar una acción, miedo a aborregarme, miedo a la intensidad, al sexo, a la intimidad, al placer, a la muerte, a la enfermedad... miedo a la Vida.

El miedo nos acompaña a las mujeres en nuestra vida como un elemento propio, un material adherido a nuestro piel que nos acorta el paso y nos paraliza. El miedo, uno de los mecanismos de la naturaleza para la supervivencia de la especie, se convierte entonces en una trampa mortal. 

Tenemos miedo y tenemos, al mismo tiempo, el impulso de crecer, de experimentar, de salir de la pequeñez en la que encerramos todos nuestros potenciales dormidos. Nuestro cuerpo se encoge, se encierra en sí mismo, se empequeñece y nos grita que necesita respirar, que precisa abrirse al mundo para acceder a la Experiencia (en mayúsculas). En nuestras vísceras, en nuestro útero, podemos acceder a la huella del miedo. La buena noticia es que el cuerpo nos posibilita un acceso fácil para acceder a nuestros miedos. Es urgente mirar a los ojos al miedo, danzar con él, abrazarlo y liberarnos para expresar todo el potencial que habita en nuestro interior, en nuestro cuerpo de mujer. Saber que el miedo es una experiencia colectiva ayuda a poner en valor los propios límites. 

Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender.
Marie Curie (1867-1934) Física francesa.



QUIZÁ TE INTERESE

También he escrito sobre El miedo y la evolución aquí ,

y sobre El miedo y los procesos de crecimiento en mis cursos aquí.

_______________________

CIRCULO DE MUJERES de Granada




miércoles, 15 de abril de 2015

¿De quien es mi cuerpo?

Esa es la pregunta que me vengo haciendo desde hace años. ¿A quién pertenece este cuerpo, con sus células, fluidos y humores? ¿Ante quien responde mi cerebro, mis pensamientos y mis deseos? ¿Quién es la autoridad dentro de mi? Parecen preguntas que podrían ser contestadas con un rápido: mi cuerpo me pertenece a mi. Pero no es tan fácil. 

La cultura y la sociedad se han apropiado de nuestro cuerpo en aspectos tan sutiles y poderosos que no podemos si quiera sospechar dónde esta la frontera entre lo que es mío y lo de los demás. Desde la virginidad de las mujeres hasta la propia imagen (arrebatada sistemáticamente por los medios de comunicación y las empresas de consumo masivo de productos para dejar de ser quien una es), no es tan claro que mi cuerpo sea mío. Un cuerpo cincelado por dietas, estéticas y cánones, costumbres o expectativas está tan claro que sea el mío.

Como antes hicieran los curas, los profesionales sanitarios enarbolan la bandera de la protección de mi cuerpo como si no me perteneciera. No paras sin tu matrona. No lo hagas sin tu ginecólogo. No decidas por ti. No nos dejes fuera de tu vida sexual y reproductiva. Es por tu bien, dirán al estilo Alice Miller. Como si mi cuerpo no estuviera preparado para vivir sin tantos profesionales atentos y desvelados por mi salud. 

¿A quién pertenece mi cuerpo? A la madre que me gesta, en un primer momento, y me moldea a satisfacción de la sociedad. Al padre, después. Siempre vigilante de los primeros escarceos sexuales de la adolescente. Al novio más tarde, siempre celoso de su propiedad. Al marido con el que se firma, por contrato, la propiedad de los dos cuerpos. Dos cuerpos que se poseen como quien adquiere un terreno. Propiedad privada. Prohibido pasar.

¿A quién pertenece mi cuerpo? Al Estado, en última instancia, que decide por mi como nací, daré a luz y cómo la apagaré al final de mis días. Un Estado que me quiere consumidora y productora y, un poco, lo imprescindible, reproductora. La muerte de la madre, el matricidio de Victoria Sau. La medicalización de la vejez. La muerte en hospitales. Las normas sobre el morir. 

Un cuerpo con células, tejidos y órganos, humores y fluidos, al que, sin embargo lo quieren seco, torturado, comprimido. Un cuerpo sin alma. Un cuerpo-objeto, no vivido al estilo de  Merleau-Ponty. Frente a estas visiones, abogo por un cuerpo-experiencia, raíz de nuestra existencia. Un cuerpo-alma, unido, sin fisuras. Un cuerpo que envejece y se estremece, que siente y se vincula. Un cuerpo que habitar y del que, una vez desgastado por el tiempo, despedirme con amor. Creo que entonces podremos decir: mi cuerpo es mío. 



________________________________________

Descárgate gratis la relajación del útero AQUI
________________________________________

Separación cuerpo-mente

Hemos separado el cuerpo y la mente, lo que pensamos y lo que sentimos, lo que proyectamos y lo que hacemos, lo que decimos y lo pensamos... Vivimos en la mente y no en el cuerpo. Y sin cuerpo no hay deseo. Sin deseo no hay poder. No se trata de tener poder sobre otros, sino del poder interior. Tener poder es poder decir, hacer, sentir, expresar, crear, Vivir... lo que tú quieras. 

Te invito a ver este video en el que profundizo sobre este asunto clave: la separación del cuerpo y la mente. Al final, hay un breve ejercicio que puede ayudarte a conectar con tu cuerpo. ¡Qué lo disfrutes!








martes, 7 de abril de 2015

Círculo de Mujeres en Granada

Por fin te presento un "viejo" proyecto que lleva rondándome mucho tiempo. Se trata de un Círculo de Mujeres en el que encontrarnos con nuestro cuerpo y nuestra alma. Se trata de atender, comprender y avanzar en los escollos que encontramos como mujeres en nuestro camino. Un círculo  en los que poder expresarnos (ex-presar, sacar la presión) compartiendo todo el contenido interior que no ha encontrado cauce en lo cotidiano. Un espacio protegido donde liberar la voz y el cuerpo para continuar en el sendero del autoconocimiento y el desarrollo personal.

Si te interesa avanzar, si sientes que hay un mundo interior que no puedes expresar, si ha llegado el momento de desarrollar las potencialidades que intuyes en tu interior, puede que este sea un buen lugar para ti.

Nos reuniremos un viernes de cada mes por la tarde, de 16.30 a 21.00 h en un espacio-remanso en el que crecer junto a otras mujeres a pocos kilómetros de Granada (transporte público y posibilidad de gestionar alojamiento). Cada mes trabajaremos un tema concreto para ir soltando las ataduras que no nos dejan avanzar en nuestro propio camino. La propuesta de los tres siguientes meses son:

24 de Abril: EL MIEDO

Atenderemos a las ideas preconcebidas, la educación, la represión, la culpa y la vergüenza que nos acecha cuando deseamos comenzar a movernos en sintonía con quien somos realmente. Un trabajo intelectual y físico, emocional y de conciencia con herramientas para llevar en el día a día.

22 de Mayo: EL MERECIMIENTO

Este es uno de los mayores escollos con los que las mujeres (y muchos hombres) nos encontramos en nuestra vida. Reconocernos merecedoras de la Vida (en mayúsculas), dignas de recibir todo aquello que deseamos.  ¿Te sientes merecedora de cumplir tus deseos?

26 de Junio: LA PROPIA SENDA

¿Si no tuvieras miedo y te consideraras digna, sabes qué harías con tu vida? Trabajaremos para descubrir nuestra visión y dar significado a la vida más allá de los convencionalismos sociales.


Estructura

16:30.- Bienvenida. Cada encuentro comienza con la invitación de una buena infusión y dulces caseros, reuniéndonos en torno a una mesa, poniéndonos en situación, compartiendo.

17:00-20:00.- Círculo de Mujeres / Taller: propuestas de dinámicas especialmente diseñadas para trabajar cada temática: movimiento, relajaciones, meditaciones... con herramientas para llevar a tu día a día.


20:00-21:00.- Ágape. Optativo. Para quien quiera, el Círculo de Mujeres se cierra con una cena a compartir. Cada asistente lleva un plato para compartir con las demás. De esta manera, estrechamos lazos entre las participantes y celebramos los regalos que el Círculo nos haya traído.


Precio por Círculo: 47 €*

* Incluye: Infusión y dulce de bienvenida
                 +
                 Círculo de Mujeres / Taller
                 +
                 Material en pdf y/o archivos audio (según cada taller)
                 +
                 Página privada de Facebook exclusiva para las participantes.


El Círculo de Mujeres se celebra en Quéntar, un pueblo a 13 kilómetros de Granada con transporte público, en una casa rural con todos los servicios, un espacio para desconectar de las obligaciones cotidianas y disfrutar de la naturaleza que nos rodea. Posibilidad de gestionar alojamiento para la noche del viernes.

Las plazas son limitadas. La reserva de plazas se realiza por estricto orden de inscripción. Si deseas recibir más información y el programa con todos los datos del curso, puedes escribir a estudiosobreelutero@gmail.com .

NOTA: Un Círculo de Mujeres no es (ni lo pretende) una terapia psicológica y no pretende sustituirla. Puedes leer más sobre mi y mi trabajo a continuación.

Más sobre mi


Curso on line Conciencia de mi Cuerpo de Mujer
12 semanas de transformación interior

Hacemos comunidad en Facebook