miércoles, 5 de noviembre de 2014

La salud y la enfermedad

Como algunas sabréis acabo de finalizar el Experto universitario en Género y Salud. De todo este tiempo dedicada a analizar y obtener una mirada más profunda sobre nuestra salud y los conceptos médicos de la misma, he sacado las siguientes conclusiones:

1.- La ciencia es una forma de percibir y explicar el mundo. Cada época modifica lo que es y lo que no es la realidad, por lo que no podemos considerarla una verdad absoluta e incontestable. Imagina intentar explicar la física cuántica a los científicos del siglo XIX, creerían que están locos.

2.- La ciencia responde preguntas que previamente alguien se ha formulado, quién es ese alguien y qué preguntas se formulan son esenciales para obtener unas respuestas u otras. Hay pocas mujeres investigadoras y menos aún directoras de investigación, así que puede que lo que nos preocupa a nosotras, no sea lo mismo que le preocupa a ellos. (Prometo post sobre investigación y episiotomía)

3.- La relación de la ciencia con el cuerpo de la mujer siempre ha sido y es compleja y algo turbia. En efecto, el cuerpo de la mujer era considerado impuro e imperfecto. El androcentrismo ha estado presente (y sigue estando, solo hay que mirar las viñetas de la SEGO) en el entorno médico.

4.- Hay un prejuicio "científico" en el que se basa la medicalización de los procesos y del cuerpo de la mujer según el cual, nuestro cuerpo no funciona adecuadamente. Parte de la premisa de que es imperfecto. Como dice la doctora Hency Goer: los médicos no confian en que el cuerpo de la mujer vaya a hacer lo que se espera.

5.- Salud y enfermedad no son términos absolutos. Son relativos y dependen de lo que socialmente se espere de las personas. 

6.- Los sistemas de salud responden a una ideología. Pueden ser machistas, progresistas, igualitarios, reaccionarios, clasistas... y en función de esto, tu salud será percibida de una u otra forma.

7.- No vayas al médico a no ser que estés enferma. Los médicos están formados para diagnosticar y curar enfermedades. La responsabilidad de cada una es velar por su propia salud. Los cribados diagnósticos están ahora en cuestión. Este tema merece post aparte.


8.- Tu salud depende más de tu situación social y estilo de vida que de tus genes. Aunque nos parezca mentira,  tu salud depende más de si vives en una democracia o país totalitario, rico o pobre, o si haces trabajo manual o intelectual o eres cuidadora o estás en paro que de los genes que portas. Las estadísticas son tercas en este sentido.

9.- Disfruta de tu cuerpo y de la vida. Al final, tu cuerpo lo vives tú, y de tu vivencia corporal depende en gran medida la calidad y el bienestar de tu vida. Es decir, tu salud.


No hay comentarios:

Hacemos comunidad en Facebook