miércoles, 15 de octubre de 2014

¿Desde dónde salimos al mundo?

¿Desde dónde las mujeres vamos a conquistar el espacio que nos es también propio? ¿Desde qué plataforma nos vamos a mover en el mundo físico y material? ¿Con qué soporte contamos como seres humanos para alcanzar nuestras metas y objetivos? ¿Cuál es el espacio interno desde el que crear la propia realidad?
Cada vez que me encuentro con mujeres observo que esta es una constante. Alcanzamos la mente como eje desde el cual articular nuestro mundo y nos olvidamos del cuerpo físico. El cuerpo es el terreno-espacio material propio y subjetivo que nos conecta con el mundo tangible. Es el cuerpo la plataforma a través de la cual el mundo físico entra en mi psique y en mi organismo y es el cuerpo el que me expresa y me da un espacio en el mismo.
Uno de los mayores conflictos que he tenido en mi vida tenía que ver con la búsqueda de mi sitio, mi lugar en este mundo. ¿Qué hacer, cómo, para qué, por qué? eran constantes y agotadoras reflexiones. Y la sensación que me acompañaba era de que no había un eje desde el cual encontrar la respuesta, tan solo espacio vacío, nubes cambiantes, gas, puros pensamientos sin dirección desde los cuales resultaba muy difícil articular mis pensamientos y llevarlos a la acción. Recuperar mi cuerpo para mi, hacerlo mi hogar, mi territorio sagrado ha sido un proceso maravilloso.
Necesitamos un eje interno mental y físico que nos permita crear un movimiento desde el interior hacia el exterior. Que nos permita alcanzar metas y lograr objetivos. Un eje desde el cual ponernos en pie y pisar fuerte sobre el mundo físico y transformar lo que no nos guste en nuestra sociedad y crear una realidad mejor y más digna para todos.
Creo que todas las mujeres merecemos morar en nuestros cuerpo y, desde ahí, crear la realidad que deseamos. Porque si no estás en ti, ¿Dónde estás? Si no ocupas tu propio cuerpo internamente ¿Cómo ocuparás un espacio exterior? Si no tienes tú el poder sobre tu cuerpo ¿Quién lo tiene?




No hay comentarios:

Hacemos comunidad en Facebook