lunes, 24 de febrero de 2014

Beatriz Gimeno y el feminismo antimaternal


Estimada  Beatriz Gimeno:

feminismo de la diferencia maternidadLa semana pasada leí tu artículo que lleva por título “Construyendo un discurso antimaternal”. Para comenzar te digo que como título me parece algo raro. Quizá porque no se puede construir un discurso antimaternal sin construir un discurso pro-extinción de la especie humana. Que es una opción, no digo que no, pero que como respuesta al estado de cosas me parece éticamente inadecuada. 

Aseguras en tu artículo, y entrecomillo para que no quepa duda, lo siguiente: El feminismo tiende a ignorar la naturaleza compulsiva de la maternidad, a quitar importancia a su papel en la comprensión de la discriminación estructural e ideológica de las mujeres y a mantener como tabú cualquier discurso contrario”. Mujer, decir que el feminismo* tiene como tabú un discurso contrario a la maternidad es, como poco, nada cierto, por no decir una mentira. La verdad es que me da cosa decirte esto pero, si quieres conocer discursos antimaternales en el feminismo puedes leer a Simone de Beauvoir y, en la actualidad, a Badinter y también puedes pasarte por casi cualquier Instituto de la Mujer o Ministerio de la Igualdad de este país. Allí encontrarás discursos antimaternales para que goces. Por si acaso no me crees, desde el «Todo el organismo de la mujer está adaptado a la servidumbre de la maternidad y es, por tanto, la presa de la Especie» hasta “La maternidad es una nueva forma de esclavitud” han pasado generaciones de feministas dispuestas a rubricar estas máximas. También puedes leer las entrevistas que le hacen a la escritora Doris Lessin y aplacar la necesidad de discursos antimaternales. O repetir el slogan encubierto en cada campaña de “el trabajo es un derecho, la familia una carga” al que de tan acostumbradas que estamos, ni recaemos.

Que me digas que el feminismo no ha construido un discurso antimaternal es, o poco informado (cosa que viniendo de ti no creo) o profundamente tendencioso. Y que digas que “desde el feminismo surgen periódicamente discursos promaternales que ofrecen, supuestamente, nuevas visiones de la maternidad que terminan siendo la misma”, es ya el acabose. Querida Beatriz, no son discursos promaternales desde dentro de la ideología feminista; son discursos diferentes desde los diferentes feminismos. No es que surjan periódicamente es que son visiones feministas diferentes. No hay un único feminismo, no hay una única voz feminista, no hay un único discurso feminista y negarlo es profundamente patriarcal. Es jugar con un arma propia del opresor. Frente al feminismo institucional tomado mayoritariamente por el feminismo de la igualdad; hay multitud de visiones feministas que han convivido históricamente y que continúan existiendo: feminismo utópico, anárquico, cultural, de la diferencia...

Relegar a anecdótico una construcción ideológica, a la vez que se pretende elevar a discurso social de genero lo que no es más que una experiencia de fracaso personal: quise ser madre y después me arrepentí, es mentir. Es demasiado patriarcal acallar las otras voces disonantes, amordazar a la otra, negando el valor de su voz. Intentas desprestigiar unos movimientos, como el feminismo de la diferencia y el ecofeminismo que, estoy segura, conoces, disminuyendo su significado y peso. Flaco favor nos hacemos entre mujeres cuando jugamos con la manipulación y la falsedad para crear polémicas estériles que no benefician a ninguna. 

* Entiendo que cuando Beatriz habla de feminismo, lo hace desde el feminismo de la igualdad.

3 comentarios:

Leticia dijo...

Yo lo que no entiendo es porque periodicamente (al menos una vez al año) alguna feminista de pro decide escribir un discurso "antmaternal" es cierto q las mujeres que deciden no tener hijos son tratadas como "enfermas" como si tuvieran un trauma irresoluble y desde alli, entiendo que se defiendan en su derecho de decidir ser o no madres y ser respetadas. Lo que no entiendo es que para conseguir esto tengan que atacar a las mujeres que hemos decidido ser madres desde nuestra libertad y con el absoluto convencimiento de que es una parte importante de mi crecimiento y de mi vida. De la Mia. Resumiendo que me ha guatado mucho tu respuesta al articulo de Beatriz!!!!

Anónimo dijo...

Anti?Pro? dudo que lO QUE VIVIÓ. ni isuqiera Beauvoir. Otra cosa es el determinismo que define a las mujeres solo como seres para procrar. L acuetsión es elegir libremente tu destino. En igualdad. De oportunidades también, o sea con discurso antisexista y anticlasista. Creo.

Isabel dijo...

Me encanta ser mujer,ser madre y trabajadora fuera de casa. Soy muy feminista a mi manera y me molesta sobremanera que ataquen la decisión de ser madres basándose en su incompatibilidad con el resto del mundo.Es como decir que si somos madres no servimos para nada más.
Me ha encantado tu respuesta a ese artículo mal intencionado.

Hacemos comunidad en Facebook