miércoles, 29 de enero de 2014

Facebook y la teta

¿Cuándo nos volvimos imbéciles? ¿En qué momento de la historia reciente se nos fue la perspectiva? Anda Facebook bloqueando a mujeres que cuelgan fotos de ellas amamantando a sus bebés. Una de estas mujeres ha sido Nohemí Hervada de Mimos y teta. Alguien la denuncia por colgar fotos de desnudos y/o pornográficas y Facebook responde bloqueándola y censurando su perfil. Así, sin más, alegando que no es censura sino política de empresa. 
¿Desde cuándo el acto de amamantar es considerado pornográfico? ¿Un pecho es un desnudo? ¿Han ido estos de Facebook a algún museo en toda su vida? ¿Es inseparable el desnudo de la sexualidad falocéntrica en estos tiempos? ¿Nos hemos vuelto idiotas? Cada cierto tiempo surgen las noticias de madres expulsadas de una piscina pública o de un comercio por dar el pecho, pero ¿qué nos molesta de este gesto? ¿Cuál es el problema? 

A mi, que amamanto a mis hijos, cuando y donde me da la gana, todo esto me parece grotesco y, sobre todo, estúpido y no hace sino señalar el estado mental de quien denuncia y de quien censura: estados de carencia afectiva, modelos equívocos de lo que implica ser un ser humano, cinismo e hipocresía... Vivimos en una cultura hipersexuada. Todo se vende con imágenes sexuales explícitas en los medios a cualquier hora del día; en cualquier marquesina de autobuses, a la vista de todas, grandes y pequeñas: lencería semi-transparente, imágenes implícitas y explícitas sexuales en anuncios de coches, detergentes, moda o cosmética... ¿y ahora, nos vais a echar, bloquear, censurar a las mujeres que amamantamos públicamente? ¿Qué pasa, que si mis tetas no pretenden venderte nada no te gustan? ¿Si no están al servicio de la compra-venta no son aptas? ¡Anda ya...! Si estas actitudes no señalaran una sociedad tan enferma, era para reír. Y no me río porque, en el fondo, me apena que nos hayamos vuelto tan imbéciles. 

Hay creada una protesta en Facebook en la página Revolución Blanca

Síguenos en Facebook: Estudio sobre el útero.

1 comentario:

Lorena Anerol dijo...

Yo he sido censurada varias veces ¡incluso hasta por un dibujo!
He tenido que cerrar mi página de Facebook y crear un perfil casi clandestino para que no me volvieran a cerrar el mío personal.

Está visto que, la mujer, si no es para goce del hombre, no puede salir de la caverna.

Lamentable y asqueroso.

Hacemos comunidad en Facebook