viernes, 24 de enero de 2014

Cómo y por qué funciona la relajación del utero II

En una entrada anterior (cómo y por qué funciona la relajación del útero) ya expliqué las implicaciones del sistema nervioso autónomo en el dolor menstrual. Ahora, vamos a ver por qué el entrenamiento autógeno puede relajar el útero de forma que nos ayude a acabar con la dismenorrea primaria o el dolor menstrual. 



Como hemos visto anteriormente el útero, que es un órgano muscular, está enervado por los dos sistemas nerviosos del Sistema nervioso autónomo: el sistema nervioso simpático (SNS) y el parasimpático (SNP). El SNS lo que provoca es la tensión de estos músculos y una disminución del riego sanguíneo al órgano; mientras que la activación del SNP provocaría la relajación de las fibras musculares y una mayor afluencia de sangre al órgano. Además, el hecho de estar uno u otro sistema funcionando tiene efectos también en el resto de los órganos que comparten espacio con el útero en la pelvis y en el sistema sexual de la mujer. Una mayor afluencia de sangre al útero nos garantiza una mayor conexión entre el cerebro y el músculo, entre la oxitocina (hormona implicada en el parto y en la lactancia tanto como en el orgasmo) y los receptores de oxitocina que se encuentran en las fibras musculares del útero. Es decir, permitimos que el juego biológico que pone en marcha el sistema sexual se active globalmente.

La práctica del entrenamiento autógeno nos permite acceder con mayor facilidad a un estado de relajación profunda, lo que equivale en la práctica a activar el SNP. Esta técnica ha sido estudiada una y otra vez y son numerosos los estudios médicos y científicos que avalan los efectos físicos y psicológicos que su práctica ofrece. En 2012, el equipo del departamento de neurología del Hospital Universitario Esssen (Alemania), se había propuesto investigar la modulación del dolor durante el estado mental obtenido en la relajación autógena. En el estudio demostraron, a través de imágenes obtenidas mediante resonancia magnética, las modificaciones que la práctica del entrenamiento autógeno había efectuado en el cerebro durante un proceso doloroso. Se activaron campos cerebrales diferentes en las mismas personas cuando estas se encontraban en estado de relajación al ser sometidas a dolor (1). Incluso la aplicación de este tipo de relajación ha sido estudiada en relación a enfermedades como el síndrome de colon irritable. En la facultad de medicina de la universidad de Tohoku, llevaron a cabo un experimento en el que enseñaron a 11 personas el entrenamiento autógeno, mientras a otros 10 les ofrecían información sobre hábitos alimenticios sanos y estilo de vida. Los resultados ofrecidos en este estudio fueron una gran diferencia de respuestas entre ambos grupos y revelaron que el entrenamiento autógeno es un excelente aliado para reducir los efectos del síndrome de colón irritable (2). Tanto las reacciones al dolor como los movimientos y reacciones del colon hunden sus raíces en el funcionamiento del sistema nervioso autónomo. Por lo que, por estos, y por otros muchos estudios realizados puede inferirse que es posible acceder al funcionamiento del sistema nervioso autónomo a través del entrenamiento autógeno. Otro ejemplo lo encontramos en la reducción del tono vagal y las pulsaciones del corazón en casos de ansiedad (3). Como vemos, este tipo de relajación tiene implicaciones en el comportamiento de la musculatura lisa unitaria  como el útero  y la gastrointestinal y pueden mejorar su respuesta.  

Pero, y sobre todo, esta relajación está avalada por cientos de mujeres que, como yo, han experimentado por sí mismas sus efectos.

Testimonios de mujeres que han experimentado los efectos de la relajación del útero.

Puedes descargar la relajación de forma gratuita (no necesitas suscribirte al blog tampoco) aquí.

Este estudio no tiene una finalidad lucrativa. Este estudio será publicado y difundido gratuitamente en la red y en los formatos que sean adecuados, a fin de que cualquier mujer, independientemente de su capacidad económica, pueda acceder a él. Así mismo los archivos mp3 y los textos de la autora son de libre difusión. Se agradece, en todo caso, la inclusión en los mismos de la autoría y la dirección del blog.



   (1) Naglatzi RP, 2012.  Cerebral somatic pain modulation during autogénic training in FMRI. University Hospital Essen. Germany.
   (2) Shinozaki M. Effect of autogénic training on general improvement in patients with irritable bowel syndrome: a randomized controlled trial.
   (3) Miu AC. Reduce heart ratevariability and vagal tone in anxiety: trait versus state and the effect of autogénic training.


11 comentarios:

Artemis dijo...

No sabes cómo te agradezco que hayas compartido esta información.
No es que sufra de dolores menstruales, pero a causa de mi Síndrome de Ovarios Poliquísticos lo paso fatal al no menstruar y siento mucha energía concentrada en esa zona. Probaré a hacer este ejercicio, estoy segura de que a nivel físico podrá ayudarme en algo.
Ya te comentaré.

Gracias por este blog, pocas veces se encuentra tan fácilmente información como ésta.

¡Saludos!

Mendruga dijo...

Gracias! No está de más que me lo recuerden una y otra vez :)

Anónimo dijo...

Hola, tengo reglas muy seguidas 22, 23 días pero no tengo dolor menstrual. ¿Podría ayudarme la relajación de útero? o no tiene nada que ver.
Me gusta tu blog

Piri dijo...

Hacía tiempo que no hacía la relajación, ya que la solía hacer por las noches, pero habia días que llegaba cansada del trabajo y me iba directa a la cama y perdí el hábito. Llevo un tiempo con un cansancio permanente, tanto que me levanto y lo único que tengo ganas de hacer es estar tumbada todo el día. Pues anoche después de un tiempo la volví a hacer, y aparte de las sensaciones tan maravillosas de la relajación, hoy me encuentro con muchas energías, no había caído en la cuenta hasta hace un rato. Por eso, muchas gracias por compartir tus conocimientos!! Ya no volveré a poner excusas para seguir practicándola.

Piri dijo...

Hace algunos días del comentario anterior, y queria nuevamente darte las gracias. Después de leer tu blog y de todo esto de la relajación, me he dado cuenta de lo olvidada que me tenía a mi misma. La ayuda que me has prestado poniendo estas cosas en nuestro conocimiento es infinita.
En mi entorno el sexo siempre ha sido algo que rechazar, siempre he oído decir a mi madre que el sexo no es necesario, que se puede vivir sin sexo, que es mejor tener amigos sin necesidad de sexo, que eso solo te complica, etc. Cuando se enteró de que yo tenía relaciones con mi primer novio con el que aún continúo la relación se enfadó muchísimo, me decía que como no tenía verguenza para esas cosas y sí para otras, me decía que era tonta y todo tipo de comentarios que me conseguían hacer sentir mal y sentirme culpable por tener relaciones sexuales como si fuera algo de lo que avergonzarse. Me gustaban las sensaciones físicas del sexo pero algo dentro de mi lo rechazaba, supongo que inconscientemente todo eso que me decía mi madre caló en mi. Esas broncas duraron bastante tiempo,con el tema central del sexo una y otra vez.
Es ahora cuando me he dado cuenta de todo eso, de que ese era el motivo de sentirme incómoda, de que realmente le tengo miedo, un miedo que me tensa y no me deja sentirme libre ni disfrutar plenamente. He llorado muchas veces por eso solo pensando en que era una inútil por no poder liberarme cuando tenía relaciones, no las disfrutaba, no me sentía cómoda recibiendo placer, muchas veces me dieron ganas de decirle a mi pareja que no quería tener sexo más nunca y que prefería que fuera solo una amistad, una vez incluso rompí con él por este tema.
Es ahora cuando me he dado cuenta de qué era lo que me tenía atenazada y estoy aprendiendo a olvidar el miedo y no reprimirme, disfrutar de mi cuerpo sin culpas, y las sensaciones son mucho más agradables. He descubierto sensaciones que no habría tenido nunca si todo esto no hubiera hecho click en mi cabeza y por supuesto también debido a ser consciente de mi útero y de las sensaciones tan maravillosas que llega a proporcionar.
Las últimas veces que he hecho la relajación he sentido ganas de llorar y también al tener relaciones, es como si hubiera conectado con algo muy profundo, no es pena ni dolor, no sé explicarlo. Desde que he dado con la raíz del problema me resulta más facil sentir el útero, el placer cuando lo relajo, en cualquier momento que quiera.
De verdad te estoy infinitamente agradecida, han sido muchos años de sufrimiento y gracias a esto que nos compartes al fin me he encontrado a mi misma y estoy descubriendo esa parte de mi que tenía escondida en el último rincón. Mil gracias de verdad.

Anónimo dijo...

Hola Mónica! He descubierto tú blog y es una maravilla... Gracias por compartir tantos tesoros! Me gustaría poder probar el ejercicio de relajación del útero pero al ir a la página donde están los audios pone que no son compatibles.. No se si será cosa de mi dispositivo o que ya no están disponibles, me ayudas?
Gracias de nuevo.. me reconforta y me nutre encontrarme a mujeres que comparten su poder. Un fuerte abrazo

MAYORES INFORMES: dijo...

Mil gracias por esta información! Estoy sanando afección de ovario y al mismo tiempo de colón irritable y vaya! ahora entiendo que todo está relacionado!! Gracias!! Bendiciones

Anónimo dijo...

Hola Mónica leyendo otras entradas coincido en la unión y toma de conciencia de mi utero, pero no he podido descargar los audio se, ¿aún siguen disponibles?,

Majin es dijo...

Hola! encontre este blog de casualidad;sufro de dolor premenstrual horrible,me gustaría descargar los audios mp3 para la relajación,pero no me aparecen.como hago? Gracias

Mónica Felipe-Larralde dijo...

Hola, la relajación del útero se puede descargar desde Ivoox directamente en el siguiente enlace:
https://www.ivoox.com/podcast-relajacion-del-utero_sq_f125633_1.html

Anónimo dijo...

GRACIAS!!!!!!!!!!

Hacemos comunidad en Facebook