martes, 11 de junio de 2013

¿Cómo y por qué funciona la relajación del útero?

Empecemos por el principio. El útero es un órgano múscular hueco, o sea que está hecho de tejido muscular*. Como cualquier tejido muscular debe poder moverse (contraerse y distenderse) sin dolor y de forma eficaz. A diferencia de los músculos que tenéis en los brazos, piernas o cara, por ejemplo; el útero está formado de músculo liso (al igual que el aparato gastrointestinal o el ureter). Este músculo (según el consenso médico), como todos los músculos lisos, no pueden ser movidos a voluntad... ¿Significa eso que no podemos relajarlo?

Pues si nos situamos ahora en la evidencia científica más ortodoxa, no parece que haya inconveniente en relajar el útero. El cuerpo no puede ser diseccionado, separado o reducido más que como un modelo para comprender; pues como se dice habitualmente, el mapa no es el territorio. El sistema nervioso autónomo o vegetativo es el encargado de controlar y regular las actividades metabólicas del organismo, por lo que mantiene una estrecha relación con el sistema endocrino. Además, inerva la musculatura lisa y la estriada cardiaca. El sistema autónomo se divide en el sistema nervioso simpático, que es el encargado de poner en marcha y sostener las acciones que implican gasto de energía. Y el sistema nervioso parasimpático, encargado de conservar la energía del sistema. Ambos sistemas son incompatibles entre sí, si está activo uno, no lo está el otro; y sus efectos son igualmente contrarios. 

Veamos. El sistema nervioso simpático inerva los músculos de las paredes uterinas a través de los ganglios mesentérico inferior y lumbosacros y su función es la vasoconstricción. Cuando el sistema nervioso simpático se pone en funcionamiento se produce una serie de efectos en el cuerpo con repercusión directa en el sistema sexual femenino:
- aumento de la frecuencia cardiaca.
- aumento de la presión arterial.
- aumento de la frecuencia respiratoria.
- vasodilatación coronaria.
- vasoconstricción genital.
- estimula la glándulas adrenales.
- contrae esfínter vesical interno.
- relaja la vejiga.


El sistema nervioso parasimpático tiene una distribución craneosacral y la mayoría de sus fibras están contenidas en el nervio vago que inerva toda la estructura contenida en las cavidades torácica y abdominal. Las fibras preganglionales hacen sinapsis en los plexos viscerales pelvianos donde invervan el colón y los órganos reproductores, entre otros. El sistema nervioso parasimpático está involucrado en los procesos para recuperar energía, el reposo del sistema y la relajación. Los efectos del sistema nervioso parasimpático en el cuerpo:
- Disminuye frecuencia cardiaca.
- Disminuye presión arterial.
- Disminuye frecuencia respiratoria.
- Reduce riego sanguíneo al cerebro.
- Provoca vasoconstricción coronaria. 
- Vasodilatador genital.
- Estimula la digestión.
- Aumenta secreción salival.
- Relaja esfínter vesical interno.

Ambos trabajan juntos, manteniendo un equilibrio; excepto en las situaciones de estrés, ira o miedo donde el sistema simpático es el primero en reaccionar. 

Y aquí es donde entra el entrenamiento autógeno de Schultz (el método que utilizamos para relajar el útero). Precisamente este sistema, y no otro, se basa en la posibilidad de trabajar y modificar el estado del sistema nervioso autónomo. Lleva funcionando casi un siglo, está médicamente reconocida y es utilizada en psiquiatría. Y eso es lo que hacemos al relajar el útero, pasar de estar bajo el dominio del sistema nervioso simpático al parasimpático. Y, entonces, dejamos de sentir dolor durante la menstruación, o dilatamos con mayor facilidad durante el parto o sentimos un mayor deseo y placer sexual... 




Os dejo el enlace para descargar la relajación de forma gratuita:
http://estudiosobreelutero.blogspot.com.es/p/relajacion.html


* SEGO: Anatomía del aparato genital femenino 

Conciencia de mi Cuerpo de Mujer. Curso on line. 7ª Edición. Comienzo el 21 de septiembre


1 comentario:

Nayeli Guadarrama dijo...

hola quisiera saber si la relajación puede ser practicada por mujeres embarazadas, un abrazo

Nayeli

Hacemos comunidad en Facebook