domingo, 28 de abril de 2013

El nacimiento de la madre

Muchas de las mujeres que leéis este blog sois madres. Otras muchas deseáis serlo o no os lo planteáis. Pero todas, creo que podréis encontrar alguna información en el siguiente post que escribí con motivo de la Jornada El Nuevo paradigma de la Crianza. Pues sigue siendo válido para la emergencia de la mujer de poder. Espero que lo disfrutéis.



El nacimiento de la madre


Llevamos a nuestros bebés nueve meses en nuestro interior y, un buen día, nos encontramos con un bebé en los brazos. Nadie nos ha preparado para comprender en su dimensión real qué significa acoger esta nueva vida. Nadie ha podido, ni aún los poetas, transmitir la mezcla de emociones, los cambios vitales, la transformación a la que la maternidad nos ha sometido. Deseamos cuidar de ese bebé con todo nuestro corazón, deseamos entregarnos con todo el alma, deseamos amarle como antes nunca lo hicimos con nadie y lo conseguimos… a ratos. Entramos entonces en una lucha interna entre lo que debería ser y lo que es, entre lo que nos dicta la mente y lo que nos pide el cuerpo, entre nuestra fantasía y la realidad del día a día.
Acompañar a otro ser humano en su proceso de crecimiento y de creación de su propia identidad requiere tiempo, disponibilidad, paciencia (la ciencia de la paz), amor ilimitado y respeto. Que, a veces, se nos escurren entre el estrés del ritmo diario, nuestro propio proceso personal y las necesidades no resueltas.  Las llamadas crianzas con apego, crianza respetuosa o natural nos exigen  previamente haber transitado algunos caminos de desarrollo personal y autoconocimiento que, rara vez, hemos pensado que necesitaríamos para ser madres.






Seguir leyendo aquí. 

1 comentario:

lunaroja dijo...

Me reitero en lo dicho en tu último post..
Lucidez,y sobre todo esa sensación de descarga moral,por no haber transitado esos caminos que las mamás de hoy transitan,crianza con apego,colecho,etc..etc..
Me hace sentir menos bicho raro!

Hacemos comunidad en Facebook