lunes, 19 de marzo de 2012

La relajación del útero funciona... incluso si no te la crees!

Practicar la relajación del útero funciona... incluso si tienes dudas. Una mujer me envía este mail después de su segunda menstruación sin dolor. Y, lo mejor, tiene efectos en todos los ámbitos de la vida.


"Soy yo otra vez....Quería explicarte que esta es mi segunda regla con "0" dolor. Ahora sí que sí puedo decir que me lo creo, que es increíble!!!!!

Es un tema por el que he sufrido tanto, que me ha costado creer hasta el final. Ya viste que incluso no habiendo tenido dolor el mes pasado, me costaba darle crédito al asunto. Pero ahora puedo decir que estoy flipada, emocionada, agradecida, contenta y alucinada al 100%....
Tengo que añadir que este último mes ha sido super difícil para mí a muchos niveles, debido a los mil y uno acontecimientos externos que se han ido sucediendo en mi vida, y que esperaba esta regla con mucho miedo. 
Y al ver que no dolía...no tengo palabras de verdad, no sé como explicar cómo me siento aparte de decirte que me siento totalmente agradecida por tu trabajo y que ojalá pudiera devolverte semejante regalo o hacerte llegar toda mi gratitud en forma de energía bonica para ti.

Cuando lo he comentado esta mañana en el trabajo, automáticamente dos compañeras me han pedido que POR FAVOR se lo mande (a pesar de que ya lo había comentado en otras ocasiones, al decir que se me ha ido el dolor han flipado).

Podría decirse que lo que siento es GRATITUD en mayúsculas (mezclada  con alegría y optimismo)...pero también una reconciliación con mi cuerpo a lo grande.
 También siento eso hacia la Vida-Tierra-Universo....es como si antes, con el dolor, sinitiera miedo y ahora CONFIANZA, plena y con todas las letras, confianza "en el proceso", en el "poder" y "centramiento" me siento no centrada, que tiene como otras connotaciones para mí, sino en mi Centro. 
Todo esto, repito, a pesar de unas circunstancias externas actuales MUY difíciles para mí.

Mónica Gracias, Gracias y Gracias...sé que te lo decimos todas, pero es que de verdad que tengo una sensación de MILAGRO. Sólo espero que toda la gratitud que siento te llegue en forma de regalo de alguna manera a ti también y por supuesto lo irradio con mi intención a todas y cada una de las mujeres del planeta.
P.L."

13 comentarios:

Caro dijo...

Me alegro infinito por ti, P.L., yo soy otra de las agradecidísimas a Mónica. La gente a mi alrededor no da crédito, pero yo ya llevo MÁS DE UN AÑO con reglas 0 dolorosas :)))))) es increíble.

Y me alegro infinito también por ti, Mónica, porque debe dar un subidón increíble saber que lo que una hace es capaz de llevar tanto bienestar a tantas personas :)

Mónica Felipe-Larralde dijo...

!Pues está bien que nos alegremos todas en círculo!
Es tan fácil dejar de sentir dolor durante la menstruación... espero el día en que todas las mujeres puedan menstruar con placer y conciencia.
Un abrazo para las dos!

Óscar Felipe Larralde dijo...

Jo, qué alegría!! Os oigo y me da envidia sana el no poder menstruar!!! Hermana, te quiero mucho, sigue en ese Camino, con este email que has recibido ya tienes "pagada" tu pasear por esta Vida... un besito enorme, preciosa!
Tu hermano

Mónica Felipe-Larralde dijo...

Gracias hermano!
Un hondo abrazo.

Aignoa dijo...

Una duda; ¿los ejercicios de relajacion del útero también se pueden realizar durante el embarazo y de cara al parto? Actualmente estoy embarazada de 25 semanas.
Muchas gracias

Mónica Felipe-Larralde dijo...

Hola Aignoa:
Sí que pueden realizarse sin problema en un embarazo sano y sin riesgo. En caso de duda, consulta a un profesional de tu confianza. Dile que es una relajación para relajar la musculatura del útero. Que yo sepa aún no ha habido ningún tipo de problema.
Un abrazo,
Mónica

Anónimo dijo...

Me sumo a la ola de agradecimientos, tras realizar uno de tus talleres a finales del 2011 ahora han llegado por sorpresa resultados.
No me lo podía creer, sentir mi útero en toda su plenitud y esplendor, ha sido maravilloso y además por sorpresa. Ya no estaba centrada esperando a ver que pasa y he recordado Mónica dijo que para marzo se verían los resultados. Los resultados comienzan a llegar llenándome de alegría y con la certeza de que esto es el principio de algo más amplio.
Mil gracias hermoso ángel.
Nora

Elizabeth dijo...

Hola, quisiera saber que efecto produce la relajacion uterina durante el embarazo y el parto. Gracias

Elizabeth dijo...

Que efectos tiene la relajacion uterina en el embarazo y parto?

Mónica Felipe-Larralde dijo...

Hola Elizabeth:
Las mujeres embarazadas que han practicado la relajación del útero, han sentido durante el embarazo una mayor conexión con su bebé. Además, suelen relatar partos más rápidos (incluso en primerizas y en hospital) y, que me hayan contando hasta ahora, partos poderosos y sin instrumentalización.
De todas maneras no hay aún un estudio serio (aunque se realizará).
Gracias por tu interés.

Gemma dijo...

Hola, Mónica:

Hace dos meses me bajé la relajación y comencé a practicarla. Mi actitud al respecto era medianamente escéptica, aunque por otro lado sentía curiosidad. Había leído tiempo ha las teorías de Casilda Rodrigáñez, pero me preguntaba cómo era posible recuperar la condición inicial del útero (cómo era siquiera posible sentir un órgano que estaba en tu interior si yo nunca me he sentido el bazo, por poner un ejemplo). Me preguntaba si eso era recuperable, y si ese deseo de recuperación no era más bien un ensueño respecto a una supuesto estadio primigenio que ha de concedernos todos los bienes.

Total, que me puse a ello. Al principio no sabía ni cómo concentrarme para sentir calor en el útero. Siempre he tenido facilidad para visualizar y sentir las partes de mi cuerpo durante una relajación, pero lo del útero era para mí más complicadillo. Y no es que no sepa dónde lo tengo; pero es que no, un dibujo en una estampa anatómica no es más que una orientación mínima. Como una localización geográfica. Lo de sentir, en cambio, es otra cosa.

Ahora bien: uno de las pistas fue precisamente la del dolor menstrual. Es decir: el útero estaba allí donde dolía durante los períodos (a menudo pienso si ese dolor no es la única forma que al útero le queda para manifestarse en una mujer que olvida su presencia igual que olvida la presencia de su bazo). De modo que ahí puse mi empeño y seguí en ello.

Transcurrido un mes, comencé a notar que mi actitud ante las cosas era en general más serena, y que por otro lado sentía más energía, menos cansancio. Bien, me dije, esto podría ser casualidad o sugestión. No obstante, mis sensaciones físicas comenzaban a ser muy claras: empecé a sentir verdadera relación entre la relajación de la mandíbula y la sensación de calor en la barbilla por una parte, y las sensaciones en el útero y la vulva por otra. Era comenzar la relajación de mandíbula y barbilla, y sentir pequeñas pulsaciones en la vulva.

Al mes y medio, entre trabajo, rutinas y desidia, estuve como una semana sin hacer la relajación. Ahí pasé unos días más cansada, y ante eso, recordando la energía del inicio, se me encendió la bombillita: a ver si va a ser por haber dejado de practicar. Y volví a ello. Aquí es cuando comencé a alucinar: la primera relajación después de mi abandono fue una auténtica sorpresa. Al iniciarse la parte del calor en el útero, comencé a sentir latidos que iban de la mitad inferior del vientre a la entrada de la vagina (parecidos a los de un orgasmo, cuando se contraen las paredes vaginales, pero mucho menos espasmódicos, más suaves). Y así hasta el final de la relajación. ¡Qué gusto!

No me lo podía creer. Vamos, es que te lo estoy contando y no me lo creo todavía, y eso que ahora me ocurre en cada relajación. Es una gozada. No esperaba en absoluto un efecto tan rotundo.

En fin: quiero agradecerte tu trabajo, tu relajación y el hecho de que la hayas puesto a disposición de todos en el blog. Estoy muy contenta de que mi curiosidad --mi instinto-- me hayan llevado hasta aquí y hasta mi útero, y de que haya mujeres que como tú son lo suficientemente generosas como para guiar a las demás en ese camino.

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Hola a todas, sólo en un circulo como éste se me ocurriría hacer este comentario que comparto con todas vosotras, vuelvo a agradecer a Mónica el trabajo que comparte con nosotras ya que yo ansío la llegada de mi menstruacción mes a mes como un verdadero regalo placentero que me otorga la naturaleza a través de mi cuerpo, no sólo no es dolorosa para mi, sino que en esos días me siento reconfortada, sensible conmigo y por ende con el mundo, amorosa y llena de placer y despido a mi menstruacción con un hasta pronto llena de alegría. Así es, una maravilla. monicuca

Tegala dijo...

Yo hice la relajación del útero durante el embarazo, a partir de la semaba 33 y la conexión con mi bebé fue increíble. Lo sentía bien, sano, relajado, nutriendose de mi...en fin maravilloso!!! Y durante el parto fui muy consciente de mi útero y su trabajo y en todo momento mantuve ésa conexión especial. Ánimo a las futuras mamas a qué también hagan la relajación.
Gracias!!!

Hacemos comunidad en Facebook