martes, 21 de febrero de 2012

Síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual es un conjunto de síntomas que acompañan la llegada de la menstruación. Los síntomas pueden ser físicos y/o psicológicos y/o emocionales. Esto es lo que he sacado en claro después de leer varias páginas médicas dedicadas a esto. En cada una se dan porcentajes distintos, síntomas diferentes y causas y tratamientos diferentes.  Recojo los síntomas de la página Medlineplus.

Los síntomas físicos más comunes abarcan:
Otros síntomas abarcan:
  • Confusión
  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga
  • Sentimientos de tristeza y desesperanza (ver también trastorno disfórico premenstrual)
  • Sentimientos de tensión, ansiedad o nerviosismo
  • Tendencia al olvido
  • Comportamiento irritable, hostil o agresivo, con arranques de ira hacia sí mismo o hacia los demás
  • Pérdida del impulso sexual (puede incrementarse en algunas mujeres)
  • Altibajos en el estado de ánimo
  • Baja autoestima, sentimientos de culpa o aumento de los miedos
  • Problemas para dormir (dormir demasiado o muy poco)
  • Movimientos letárgicos, lentos y perezosos

Eso sí, en todas reconocen no saber cuál es el origen. Apuntan a posibles cambios hormonales y los efectos que éstos pueden tener en situaciones como la depresión. Y ahora apuntan a que los ciclos hormonales de la mujer (en paralelo a los ciclos reproductivos) pueden ser el origen de depresiones. 
Desde hace algún tiempo vengo considerando (más por intuición que por otra cosa, la verdad) que el síndrome premenstrual (que he sufrido durante largos años en el pasado) tiene que ver con otra cosa. Puede tener que ver con un trauma. Cuando un cuerpo tiene en su memoria emocional (sistema límbico) un trauma, el cuerpo responde de forma automática a situaciones que pueden conectar directamente con la situación que lo generó. Un trauma motivado por abusos sexuales, por no ser aceptada como mujer en una sociedad patriarcal, por malos tratos infantiles o adultos, por... ¿sigo? puede hacer que nuestro cuerpo se ponga sobre aviso cada vez al llegar un ciclo menstrual.
Hace algunos meses cayó en mis manos gracias a mi padre el libro "La Biología de la creencia" de Bruce H. Lipton, biólogo molecular con una amplia trayectoria curricular en Universidades y con una visión fuera de la ortodoxia de la ciencia tradicional. Pues bien e su libro, cita a la revista  Science al hablar de las causas de la depresión: «La hipótesis de las monoaminas ha sido sustituida en los últimos años por la del estrés, que postula que la depresión se produce cuando la maquinaria cerebral del estrés funciona a marchas forzadas. El protagonista principal en esta teoría es el eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal (HPA)>>. (Holden, 2003.)

Según este autor: "Los detalles técnicos sobre cómo los estímulos estresantes activan el eje HPA siguen una secuencia muy sencilla: el hipotálamo segrega un factor liberador de corticotropina (CRF) en respuesta a la señal de alerta registrada por el cerebro; este factor viaja por el torrente sanguíneo hasta la glándula hipofisaria, donde activa unas células especiales que liberan corticotropina u hormona adrenocorticotropa (ACTH) en sangre. La ACTH viaja hasta las glándulas suprarrenales, donde sirve como señal para la secreción de las hormonas de «huida o lucha». Estas hormonas del estrés coordinan la función de los órganos corporales y proporcionan una gran fuerza física para huir o enfrentarnos al peligro."
Y además, y es una de las claves del texto:
"Las células de los vasos sanguíneos humanos que estudié en Stanford poseían una anatomía microscópica característica cuando llevaban a cabo la función de nutrición y otra completamente distinta cuando se encontraban inmersas en una respuesta de protección. Lo que no podían hacer era presentar ambas configuraciones a un tiempo Al gual que las células, los humanos inhiben inevitablemente su crecimiento cuando cambian al modo de protección. Si estás huyendo de un puma, no es una buena idea desperdiciar energía en crecer. 
Además de distribuir la energía para sustentar los tejidos y los órganos necesarios para la respuesta de protección, hay una razón adicional para que se inhiba el crecimiento. Los procesos de crecimiento requieren un intercambio libre de información entre el organismo y el medio. Por ejemplo, se comen alimentos y se excretan los productos de desecho. Sin embargo, la protección requiere el cierre completo del sistema, un muro que aleje al organismo de la supuesta amenaza."
O sea, que mi teoría de que el síndrome premenstrual es la consecuencia de un estres mantenido en el cuerpo, es compatible con esta visión de la biología, en la que un cuerpo estresado o traumado,  es un cuerpo cerrado, que no permite el intercambio de información. Al igual que en caso del aparato digestivo, cese de actividad por miedo, el síndrome premenstrual podría ser la respuesta del sistema reproductivo al intercambio de información, la menstruación. 
Parece que hay mucho por descubrir aún y parece que la clave está en nuestro cuerpo. Si sufres síndrome premenstrual te invito a practicar relajaciones y a revisar el pasado consciente (el inconsciente es otro camino...). Mientras, la medicina oficial sigue buscando respuestas, aunque puede que no se estén haciendo las preguntas oportunas.

7 comentarios:

Anhelo dijo...

Qué interesante. Precisamente yo también tengo la intuición de que los dolores menstruales tienen una conexión con traumas. Al parecer las mujeres en culturas judeocristianas sufrimos más de cólicos y pms. ¿Puede ser cultural? Yo creo que sí. Pienso que tiene que ver con la dualidad en el rol femenino virgen/prostituta de las religiones, y con la dinámica patriarcal de la sociedad actual. ¿quién quiere ser mujer en una sociedad en la que somos blanco de humillaciones, opresión?

Maria dijo...

Yo he comprobado algo ultimamente. Si el día en que empieza mi menstruación lo paso entero fuera de casa, tengo algo importante que hacer, un día de esos que tengo que dar lo mejor de mí misma, que estoy estresada, lo paso fatal y tengo por ejemplo un domingo, o no tengo nada importante que hacer, paso el día perfectamente sin ningún dolor.
Para mí la causa está muy clara: estres!! y de cualquier tipo. A mi al menos, el cuerpo me pide parar, descansar y reflexionar sobre esos temas (traumas) que se acumulan en el día a dia.

Mónica Felipe-Larralde dijo...

María: me refiero al síndrome premenstrual, es decir, al conjunto de síntomas: sensibilidad en las mamas, estreñimiento o cólicos, cambios bruscos de humor... que anteceden a la regla. El dolor menstrual tiene su origen en la imposibilidad del útero de moverse libremente por las tensiones que presenta... pero, ¿y el síndrome premenstrual? ¿Podría tener su origen en traumas? ¿Por qué el cuerpo responde de forma tan peliaguda a la llegada de la menstruación? Es como si el cuerpo se preparara para la menstruación... pero, por qué tenemos estos síntomas antes.
Gracias por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Sufro de trastorno disforico premenstrual desde hace 3años,practico yoga y tengo una vida saludable , ayer estuve jugando una hora al fronton y hoy no me he podido levantar de la cama...soy profesora,estoy de vacaciones y no tengo ningun tipo de estres,me molesta profundamente que el hecho de que la causa del trastorno disforico o el sindrome premenstrual sea desconocida de lugar a interpretaciones diversas... Es muy frustrante escuchar que mi situacion se pueda haber debido a un trauma a una situacion estresante, es muy frustrante que un dia estes bien y que al dia siguiente te moleste hasta la luz del sol...no encuentro ningun trauma en mi vida que justifique estos cambios que para mi, son sin duda una disfuncion fisiologica. Para mi el trauma ha sido que me toque vivir con esto,dejar de viajar de trabajar, de disfrutar de muchas cosas por esto.

Mónica Felipe-Larralde dijo...

Hola Anónimo:
Pues yo también siento que te haya "tocado" vivir el síndrome premenstrual. Quizá si conocieras a alguien que lo haya superado y que te pueda explicar cómo lo hizo, podría ponerte sobre aviso.
Yo lo viví durante bastante años y ahora no lo tengo. En mi caso, mi trabajo se focalizó en la conciencia corporal y su relación con las emociones. No hace falta un trauma agudo, sobra con una vida rápida o ideas negativas sobre la menstruación o tu cuerpo de mujer... cada caso es distinto. De cualquier manera, espero que puedas encontrar (si inicias la búsqueda) la respuesta a tu pregunta, que obviamente no ha de ser la mía.
Te envío un cordial abrazo.

María Dolores dijo...

Hola, un grupo de pacientes curadas del SPM y de muchas más afectaciones relacionadas con el ciclo menstrual, hemos creado una plataforma divulgativa ara dar a conocer algo muy importante: se ha demostrado que la causa de estos síntomas no está en las hormonas, sino en problemas del útero que pasan desapercibidos en controles ginecológicos habituales.
Recomiendo la siguiente página:
http://histerotoxemia.blogspot.com.es/

María Dolores dijo...

Hola, un grupo de pacientes curadas del SPM y de muchas más afectaciones relacionadas con el ciclo menstrual, hemos creado una plataforma divulgativa ara dar a conocer algo muy importante: se ha demostrado que la causa de estos síntomas no está en las hormonas, sino en problemas del útero que pasan desapercibidos en controles ginecológicos habituales.
Recomiendo la siguiente página:
http://histerotoxemia.blogspot.com.es/

Hacemos comunidad en Facebook