lunes, 30 de enero de 2012

I Jornada de foros, blogs y espacios de apoyo virtual - Crianza en Red

Desde luego, lo mejor que tiene la vida, son las relaciones humanas: conocer personas nuevas con energía nueva, visiones interesantes, formas diferentes de entender la vida... y no deja de ser una celebración de gozo y felicidad cualquier excusa que nos sirva para unirnos, abrazarnos y escucharnos. Por eso, propuestas como esta de la Editorial Ob Stare, son una apuesta para trasladar el círculo, la tribu, de lo virtual a lo físico. Si te interesa ampliar tribu... nos encontraremos en Barcelona, el 17 de marzo en la I Jornada de foros, blogs y espacios de apoyo virtual - Crianza en Red.
Te dejo la carta que envía Eva Darias (editora de Ob Stare) así como el enlace para ver el programa. ¡Bienvenida!

Estimados/as amigo/as:

Desde la Editorial OB STARE, tenemos el placer de presentaros la I Jornada de foros, blogs y espacios de apoyo virtual - Crianza en Red, que se celebrará el próximo 17 de marzo en la ciudad de Barcelona.
Hemos organizado esta Jornada Crianza en Red con la finalidad de crear un espacio de encuentro, y en muchos casos reencuentro, de las voces que circulan incesamente en la Red hablando, debatiendo y proponiendo nuevos paradigmas de crianza en favor de una sociedad más libre a través del conocimiento.
La tecnología nos brinda herramientas cada vez más modernas e inmediatas que han dado paso a que las grandes comunidades y redes virtuales revolucionen las formas de comunicación existentes.
Los espacios de apoyo a la crianza no han sido la excepción a este fenómeno y han crecido a este mismo ritmo, recurriendo a estas herramientas y fomentando la reflexión desde el mundo virtual.
Tendremos la oportunidad de conocer cómo trabajan estos espacios virtuales, analizar sus contenidos, sus fines y los/as usuario/as a quienes llegan…
Y también aprovecharemos la ocasión para reconocernos: ponernos cuerpo, escuchar las voces y sentir los pensamientos que tantas veces hemos leído a través de la Red…

Queremos crear un encuentro tan ilimitado como el mundo virtual en sí mismo, un espacio donde escuchar todas y cada una de las voces del cambio. ¡La tuya, también!


¡Te esperamos!

Un cordial saludo,

Eva Darias
Programa y más información aquí.

jueves, 26 de enero de 2012

Visita al ginecólogo

Ayer fui a una visita rutinaria ginecológica. He de confesar que nunca me ha gustado ir al ginecólogo. Un ginecólogo es un tipo (casi todos son hombres) con bata blanca, que no te mira - no digamos escucha- demasiado, y suelen mantener una actitud distante entre paternalista y displicente que, la verdad, me hace salir de allí, prometiéndome no volver nunca más. Y cuando he tenido la experiencia de ir a una ginecóloga (como la que me asistió en el parto), la cosa no mejoró sustancialmente. Creo que por eso me indigné tanto con las viñetas de la SEGO. Porque ponían al descubierto lo que yo sentía a la salida de la consulta del ginecólogo: que esta gente realmente no me respeta. La visita al ginecólogo no es una rutina médica más. No es cómo ir al dentista o visitar al oftalmólogo. Hay una componente de vulnerabilidad que, aunque la nieguen los profesionales, es evidente. No me siento igual, como ser humano o mujer, desnuda de cintura para abajo permitiendo que alguien que no conozco penetre en mi cuerpo, que abriendo la boca o poniendo mi ojo para su contemplación. No es igual, y por eso las mujeres no nos sentimos cómodas, en general, cuando vamos al ginecólogo. Y hacer cómo que esto no ocurre, no es más que una estrategia para no plantearnos otras vías. Por ejemplo, que un ginecólogo es un borde, pues no permito que me ponga una mano encima. Que hace viñetas "divertidísimas" sobre sus pacientes, pues va a visitar a su primo; que me trata sin mirarme a los ojos y haciéndome sentir idiota, pues va a meter la mano en el bolsillo de la bata. Si todas las mujeres decidiéramos a quién y cómo abrimos nuestros cuerpo, otras prácticas médicas nos acogerían. Sin embargo, siglos de sometimiento, nos hacen tumbarnos mansamente en la camilla y mirar al techo como si aquello no le estuviera sucediendo a una.

Después de experiencias más bien penosas, en esta ocasión fue diferente. Decidí qué ginecóloga iba a  reconocerme. Así que me fui a la consulta de la doctora Enriqueta Barranco (podéis leer un artículo suyo aquí). Ella es ginecóloga y obstetra y feminista y una mujer excepcional. Tenía delante, no una ginecóloga sabelotodo o un ginesaurio, sino una mujer con tanta experiencia como corazón. Además de profesionalmente solvente lo que más me gustó fue que, por primera vez, salía de allí con la sensación de haber sido escuchada y respetada. Y además, y esto merece un post aparte, con su último libro dedicado a la contracepción natural, titulado: TU DECIDES CÚANDO TENER UN HIJO, Editorial integral.

Así que, por primera vez, a mis 38 años, la visita al ginecólogo no me hizo sentir humillada, ni sometida, ni asustada, ni vejada, ni un trozo de carne... quizá sea un poco tarde, pero mereció la pena. Aunque tenga que pagar por ello, prefiero mil veces, ser yo quien decida a que persona abro mi cuerpo... y mis emociones. 

lunes, 23 de enero de 2012

Miranda Gray y la bendición de la matriz

Os dejo un mensaje que me ha llegado. Es de Miranda Gray y propone hacer un trabajo colectivo de sanación del útero. En Granada, vamos a organizarlo. Pero podéis solicitar el trabajo en cualquier lugar en que estéis.
Un abrazo.
Mónica




Me gustaría invitarle a - GRATIS Sintonía con el lejano bendición matriz conmigo.

En la siguiente luna llena el 7 de febrero de 2012,

en cuatro momentos diferentes para adaptarse a zonas horarias del mundo.

06.00 GMT
12.00 GMT
18.00 GMT
24.00 GMT
2012 es un año en el que las energías femeninas divinas están empezando a tierra lo más profundo de la Madre Tierra y de nuestras energías y nuestras mentes. Como alguien con 15 años de experiencia en el trabajo de la energía, escribiendo libros de las mujeres y facilitación de talleres, se ha llegado como una sorpresa para mí ser atraídos hacia la combinación de mi trabajo de la energía con el trabajo de mi mujer.

Esta sintonía bendición útero es un simple regalo - un regalo para todas las mujeres de cualquier edad y la experiencia que le gustaría recibir - de la energía para curar a nuestra feminidad, a nuestro vientre y su ciclo, a nuestra creatividad y la fertilidad, a nuestro la sexualidad y la espiritualidad.

La sintonía restaura nuestra pureza natural y la belleza, abundancia y amor, la creatividad y la magia, y nuestra sabiduría y fortaleza. Nos libera del pasado, de la limitación de las expectativas, y la culpa y el dolor, y libera el alma sentía la alegría y la expresión del poder de las mujeres y la belleza. Se trata de una hermosa bendición y la restauración de la luz por las almas de las mujeres en un mundo duro y masculino.

Para reservar la sintonía y recibir ejercicios de iniciación pre y post por favor contacta conmigo en miranda.gray@optimizedwoman.com  con lo siguiente:

Nombre y apellidos:
email:
país:
Sintonía solicitado (GMT):

Por favor, comparta esta invitación con sus amigas, como muchos, los curanderos, y sus colegas, como usted desea. Es mi sincera esperanza de que esta energía va por el mundo para ayudar a tantas mujeres como sea posible en los tiempos difíciles de 2012.

miércoles, 18 de enero de 2012

Taller De pareja a trío: crisis de pareja tras el nacimiento de un hijo

"Cuando llega un bebé, la pareja a menudo se tambalea. Comienzan los silencios, los malos entendidos, la impaciencia, la falta de ternura y de sexo, los diferentes enfoques de la educación, la familia propia y ajena...


Tener una convivencia pacífica y feliz en tu propio hogar no es una cuestión de suerte. No se trata de si elegiste mal a tu pareja, se trata de aprender de cada experiencia en la vida y poder construir con lo que tenemos aquí y ahora una vida íntegra y armoniosa.


Te invito a compartir (con tu pareja) un espacio de descubrimiento y crecimiento interior en el que  obtener las bases de una relación de pareja satisfactoria.”


Dirigido a:
Todas las parejas que hayan sido padres o aquellas que estén planeando serlo.
Para todas las personas que deseen comprender más sobre las relaciones de pareja y por qué éstas no funcionan.    

Programa
Abordaremos los mecanismos inconscientes que nos mantienen atrapados en relaciones poco satisfactorias.

-        ¿Quién eligió a quién?

-        Redefinamos la relación: ¿qué ha cambiado en mi relación después de ser madre/padre?
-        ¿Qué te doy? ¿Qué me das? ¿Qué necesito? ¿Qué necesitas? ¿Qué necesita el bebé?
-        Comunicarnos con co-razón.
-        Crisis igual a crecimiento, desarrollo, evolución…



Con actividades individuales y dinámicas de grupo. Se entregará material escrito para los asistentes. 
    

Objetivos:
A la finalización del taller, los participantes podrán:

  • Comprender cuáles son los mecanismos inconscientes presentes en su relación.
  • Encontrar el equilibrio necesario para que la nueva familia pueda crecer armoniosamente.
  •  Habrán aprendido a comunicar desde la necesidad interna de forma respetuosa.
  •  Habrán redefinido la relación: expectativas.
  •  Habrán reflexionado sobre qué significa ser madre o padre.



Sábado, 28 de enero, de 16:30 a 19:30

CENTRO NYBELL
Plaza Altillo de las Heras (frente a facultad de Medicina) - GRANADA

T. 958 098 216

grupomaternal@gmail.com




martes, 10 de enero de 2012

Enfermedad e identidad

Después de un intenso y gratificante otoño de cursos, talleres, viajes, aeropuertos, maletas, ponencias, escritos, conferencias... y de una Navidad de reuniones, comidas y regalos, respiro, al fin, en la soledad de mi casa. Necesito mi tiempo de paz, un silencio creativo y emergente del cual poder extraer la necesaria reflexión y el sentir honesto. Por eso este blog ha estado inactivo por unas semanas. Esperando que la palabra oportuna llegara a mi. Ha sucedido hoy.
A mediodía, andaba perdida en el, cada día más extraño para mi, laberinto de los pasillos de un supermercado. Una madre hablaba a su hija con un tono deliveradamente alto para que cualquiera pudiera oirla (incluso yo, que intentaba sin éxito averiguar si había lentejas ecológicas en algún estante - y esto necesita de una gran concentración). La mujer decía:
- No, eso no, tú no puedes comer eso porque eres celiaca.
- No, tú no puedes comprar eso.
Había en el tono de la mujer una cierta satisfacción al negarle a la chiquilla (de unos cuatro años) algo de bollería. La voz de la mujer siguió martilleando los corredores del supermercado, y podía ser oída a distancia. Había dos cosas claras:
- La madre quería que supiésemos que la niña era celiaca.
- Ponía en esa condición o situación de la hija, especial importancia.
Al dirigirme a la caja (sin lentejas, por cierto) volví a cruzarme con ellas. Ahora la mujer estaba aconsejando a una anciana (tanbién a gritos) sobre la compra de leche sin gluten (ya sé, yo tampoco lo entendí). Pero dijo una frase que me chirrió tanto que os la traigo:
- No ve que yo sé de esto... Si mi hija es una enferma.

Y en ese momento tuve la certeza de que lo que esa niña tenía no eran problemas de salud, precisamente. Miré a la niña y pedí, en silencio, que encontara la manera de zafarse de esa madre. Le deseé la fuerza y rebeldía necesaria para no caer en el abismo de confudir enfermedad con identidad. Las mujeres hemos sido cuidadoras tradicionalmente, pero en ese rol se esconden grandezas y miserias (como en casi todos). No hay nada más delirante que creerse imprescindible para otro ser humano, y no hay excusa más brava que la de exigir amor por los cuidados que nos han dado, incluso los que no necesitábamos.

Hacemos comunidad en Facebook