domingo, 30 de octubre de 2011

Encuentro de Mujeres de Almería (Vícar)

El próximo sábado, 5 de noviembre, tendrá lugar el I Encuentro de Mujeres de Almería. Será en Vícar.



El sábado a las 18:30, charla abierta y gratuita
DE PAREJA A TRÍO: Crisis de pareja tras el nacimiento del hijo.

Si estás interesada puedes obtener más información en:
www.lactalmeria.com
lactalmeria@gmail.com
607 38 49 31
Plazas limitadas

 Más Encuentros de Mujeres en 2011
Sevilla
Barcelona
Vitoria
San Sebastián
Lakabe
Préjano
Pamplona

Más información en:
grupomaternal@gmail.com

Publicada la relajación

Ya está publicada la relajación en este blog. Puedes acceder a ella y a sus indicaciones en la pestaña de página titulada RELAJACIÓN. Te aconsejo también realizar los ejercicios sugeridos. 
Si tenéis dudas, podéis contactar a través del mail: 
grupomaternal@gmail.com

¡Os deseo un buen camino! 

viernes, 28 de octubre de 2011

Lo que dicen las participantes

Estos son algunos experiencias que las participantes de los Encuentros de mujeres expresan:

"y soy mas yo ke nunca, y soy grande, y soy fuerte y tengo mucho amor. Mi utero me esta desvelando todos akellos poderes ke en otro tiempo  sospeche, y reprimi para seguir la norma de los ke estaban al lado. Hoy los desenpolvo y los vuelvo a hacer brillar...ellos me hacen brillar a mi tambien. Por fin mis alas de libelula vuelven a volar...es un placer. "


"Mujeres mías, yo aún sigo conmocionada: sin acabar de digerir aún lo de ese encuentro intensivo y leyendo vuestras impresiones, sensaciones y decisiones. Por esto último, me sois maestras. Tengo un nudo en la garganta, visibilizado en la terapia con Mónica. Si lo deshago y grito será gracias a mis hermanas, a vosotras.
V.C."

"He experimentado la relajación del útero 3 meses, una vez al día, casi cada día para ser más exacta y quiero compartir contigo que se han producido cambios importantes en mi vida.



Para empezar me encanta escucharla y quedarme dormida a la altura de la segunda pierna, esto me ocurre un montón y me despierto super renovada al sonar la campana o tu voz más enérgica del final. 

Sigo haciéndola porque para mí es un rato de relax profundo al día, cuando D. se duerme al mediodía o de noche. Así me recargo la batería como mujer y madre.

Además, me ha ayudado a desliar bloqueos que estaban alojados en mi útero, que se han ido haciendo conscientes en mis días de menstruación en forma de revelaciones y necesidades insatisfechas. Así que me he ido poniendo manos a la obra y junto con mi compañero estamos re-elaborando y saneando nuestra relación hacia espacios más tiernos y respetuosos.

En mis clases de Yoga Kundalini el útero está muy presente como centro energético de la mujer, esto me ha resonado enormemente y lo puedo sentir claramente. Y es lo que estoy comunicando a hombres y mujeres. Esta preciosa mariposa rosada está esperando a ser descubierta para comenzar a volar en el mundo. Por aquí ya se las ve revoloteando y despertando...

Mi sexualidad también ha mejorado increíblemente.
M.L."


"Soy M. y después de un día tan intenso solo quiero compartir esta grata experiencia con todo el MUNDO que todo el mundo sepa que tengo UTERO!!!
Como has podido notar me ha encantado, y volverlo a repetir en Las Palmas y que todas mis amigas conocidas, vecinas... Se puedan beneficiar de ésta experiencia.


Un enorme abrazo!

M.B."

"Yo sigo encantada con lo aprendido y vivido en el curso. Sigo practicando la relajación a diario, y me siento con más energia sexual, y con una libido que tenía muuuy enterrada,... Me alegro mucho de haber asistido y estoy deseando que gente de mi alrededor tenga la oportunidad de incorporar esto a su vida. 
K.G."

"Sería tan necesario algo así para cada mujer, y para cada hombre...sería tan necesario para todos...y todo iría mejor.
Ando revolucionada, sangrando cuál cerdita linda;-), vomitando, yendo al baño, estornudando, como si todo mi cuerpo estallase...y soltará, soltará...
B.J."

"Quiero decir que no he seguido (por mis circunstancias de poco tiempo) a rajatabla el consejo de Mónica de hacer dos veces al día la relajación del útero. Pero si asiduamente, con ello no puedo decir que me siento de una u otra manera, si que me he notado tal vez con más energía y más pacífica en el trabajo, en casa...



La regla se me ha adelantado, cosa rara, y más raro aún que es la primera vez que no tengo que tomarme una pastilla para el dolor. He sentido dolor, pero solo molestia, no la burrada insoportable que he padecido siempre.
Increíble pero cierto, más que sugestión, es relajación!!!
QUIERO A MI ÚTERO!!!!

Y.H."

"A mi me está gustando mucho práctica, es sobre todo un inmenso placer dedicarse un tiempo consciente de esta manera a una misma.
G.R."

"Para mi también está siendo revelador.. Reconozco que no puedo decir que no haya fallado ningún día con la relajación y algún ejercicio... Pero lo que si puedo decir es que he comenzado una nueva conversación diaria con él y que en cuanto al periodo, como sabeis no puedo daros mi opinión.. pero en cuanto a lo que si que estoy descubriendo experiencias nuevas es en las relaciones sexuales que han aumentado en cantidad e intensidad mis orgasmos vaginales (hasta ahora podía decir que eran clitorianos...).
L.R."

"Quiero darte las gracias Mónica, no sólo por lo que está suponiendo para mi este proceso, esta nueva manera de mirar y sentir mi cuerpo, sino por crear estos espacios de recuperación y fortalecimiento de nuestra dignidad, la de las mujeres. Por facilitar estos círculos donde por fin están en el centro nuestros maravillosos cuerpos, tan mágicos y tan libres. Gracias desde mi útero, o sea, desde mi corazón!
N. Z."

domingo, 16 de octubre de 2011

Sesgo, género y complementariedad

 No dejo de sorprenderme, y eso que ya no debería. Cada vez que me encuentro con un/a profesor/a de yoga (Hatha, Kundalini…)  pregunto:
  • -      ¿A ti te han contado en la formación del yoga algo sobre el útero de la mujer?
  • -       No.
  • -       ¿Quiénes te dieron clase?
  • -       Hombres.
  • -       ¿Cómo definirías el sistema que te enseñaron?
  • -       Masculino.

O sea, un yoga, un sistema de trabajo físico, emocional, mental y energético que no tiene en cuenta el útero del cuerpo de la mujer, porque sencillamente lo crearon hombres y lo transmiten (sobre todo) otros hombres.  Y, antes de que salten las alarmas de las mentes dicotómicas, aclaro: 
Esto ¿significa que estoy en contra de los hombres? No, claro que no. Significa que las mujeres tenemos que descubrir, redescubrir lo que a nosotras nos pertenece. Porque el sistema en el cual nos hemos movido, crecido, aprendido… ha sido y es un sistema mayoritariamente masculino.
Si ahondamos un poco en la psicología veremos que, por ejemplo, el porcentaje de mujeres que han sido objeto de abusos sexuales en su vida es mucho mayor que el de los hombres. Un ejemplo lo encontramos recopilado en la web del profesor de periodismo de investigación, psicólogo y escritor (autor del libro Qué hacemos mal con nuestros niños – El drama del menor en España), Pepe Rodriguez. En su libro ofrece algunas estadísticas impactantes:
entre un 28% y un 33% de las mujeres han sufrido abusos sexuales antes de los 15 años. Lo que lleva a estimar que las menores españolas de 7 a 14 años (2.528.707) que sufren abusos sexuales sean entre 708.038 y 834.473 (1984-1989).
* un 17 % de las mujeres han tenido experiencias de incesto antes de los 15 años (y entre un 2% y un 3% de los casos es incesto padre/hija). Lo que lleva a estimar que las menores españolas de 7 a 14 años que tienen experiencias de incesto son 429.880. Y mantienen algún tipo de relación incestuosa con el padre/padrastro entre 50.574 y 75.861 de ellas (1989).
* alrededor de un 10% de los hombres han sufrido abusos sexuales antes de llegar a la edad adulta. Lo que lleva a estimar que los menores españoles de 7 a 14 años (2.666.397) que sufren abusos sexuales sean 266.640 (1987).

Se trata de estadísticas de denuncias (imaginemos hasta dónde pueden elevarse las cifras de los abusos reales (que no son denunciados, bien por miedo, presiones familiares, etc o por haber quedado relegados en el incosciente de las víctimas más jóvenes).
En psicología tendría sentido que, si una de cada tres mujeres ha denunicado haber sido víctima de abuso, estos hechos no fueran sesgados: Fobias, bloqueos, problemas sexuales, de fertilidad, depresiones, ansiedad… pueden tener su origen en estos traumas. Y si una mujer de cada tres ha denunciado y le sumamos los casos de bloqueo insconsciente y los de silencio… ¿cómo no trabajar directamente estos traumas?  Pues porque Freud hizo flaco favor a la causa  y sus raíces aún están influenciando las corrientes psicológicas más ortodoxas (que pasan por alto estas cuestión tan básica). Freud se inventó los complejos de Electra y Edipo en un intento desesperado de negar estas estadíscticas y las que él manejaba, que eran superiores de mujeres (y hombres) abusados en su primera infancia. Décadas de psicoanálisis después, aún en nuestra cabeza podemos tener la sospecha de que no fueron más que fantasías o que la culpa fue nuestra, cuando se trataron de abusos. Recomiendo leer a Alice Miller (El saber proscrito).
Pero veamos un poco más.
No sólo en el camino de autoconocimiento, sino en la ciencia. Los medicamentos (si es que los usas) suelen ir acompañados de un prospecto en el cual poder ver las posibles contraindicaciones, la posología, la composición, etc. Pues bien, para que un medicamento se apruebe se realizan con él numerosas investigaciones (no voy a hablar de cómo o qué intereses hay detrás). Y, el sujeto que mayoritariamente ha sido objeto de estudio ha sido el hombre. Un estudio sobre “Influencia  del género en investigación clínica” del año 2004 del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Miguel Server de Zaragoza apunta lo siguiente:
“Durante muchos años las mujeres fueron excluidas de los ensayos clínicos basándose precisamente en que con la edad presentaban múltiples problemas de salud que dificultaban la investigación y la supuesta homogeneidad de los estudios de población (2).”
“La participación de la mujer en ensayos clínicos ha sido muy baja a lo largo de la historia de la investigación clínica produciéndose de esta forma sesgos de género. “
“Con el desarrollo de la farmacocinética se ha comprobado que los procesos de absorción, distribución, metabolismo y excreción, son claramente diferentes en ambos géneros (9-10) y, por otra parte, los factores farmacodinámicos responsables del mecanismo de acción del fármaco en cada sexo se ponen en tela de juicio, ya que apenas hay estudios de este tipo.”

O sea, que ya se sabe que el cuerpo del hombre y el de la mujer son diferentes y se comportan de forma diferentes ante el mismo medicamento y, sin embargo, si miramos en el Vademecum la posología de un medicamento, no vamos a encontrar ninguna referencia sobre este tema.
Sirva este ejemplo para considerar cuán lejos hemos estado como sociedad y cultura del aspecto femenino de la existencia: biológico, mental, psicológico o espiritual. Cómo nos hemos ido adaptando a una existencia en la que la medida era la masculina. No pretendo, ni muchos menos, establecer una lucha con el hombre. Más al contrario, creo firmemente en recuperar la identidad y la naturaleza femenina para, de esta forma, dejar de ser contrarios y acceder a ser complementarios. Pero para ser complementarios, primero las mujeres debemos recuperar nuestra propia naturaleza. Y los hombres, también.
Dice Amma (líder espiritual de India, mujer) que las mujeres de occidentes se han vuelto hacía la actividad, lo exterior, la lucha, lo mental; mientras las mujeres de oriente se han quedado recluidas en casa, en lo emocional, el interior. El equilibro, mirado así, está claro: abrazar los aspectos masculinos y femeninos en cada ser humano para crear un mundo mejor, más cuidadoso y evolucionado. Mientras en oriente, Amma anima a las mujeres a estudiar y trabajar. En occidente, los hombres y las mujeres, necesitamos mirar hacia lo femenino para establecer un balance entre desarrollo y respeto al medioambiente (la famosa sostenibilidad); entre la actividad (que alcanza lo frenético en occidente) y la pasividad (el justo actuar); entre la mente y el cuerpo (la unidad). Y en ese equilibrio, por fin, ganaremos tod@s.    

viernes, 14 de octubre de 2011

Encuentro de Mujeres de Tenerife




“Después  de dos meses  de práctica, las estadísticas indican que el 95 %  de  las  mujeres dejaron de sufrir dolor durante la  menstruación,  aumentó el  deseo  y  el  goce sexual  y se  incrementó  la vitalidad  y  creatividad.”
  
 Sábado,  22 de  octubre
  Sala   Zentro,  calle  San Juan Bautista, 58 (Santa Cruz de Tenerife)
  De 10:00 a  18:30 h




Plazas limitadas 
Único Encuentro de Mujeres para las islas Canarias en 2011



Dirigido a:



Todas las mujeres que deseen encontrar equilibrio, más placer y poder personal: mujeres adolescentes, embarazadas, madres, mujeres con histerectomías, con menopausia, etc"



Más información e inscripciones:

Organiza:
Editorial Ob Stare

Encuentro de Mujeres de Sevilla

CHARLA ABIERTA Y GRATUITA


De pareja a Trío: crisis de pareja tras el nacimiento del hijo
Viernes, 11 de noviembre - 18:00 h
En Centro de Terapias Yuste, calle Yuste, 9 (Sevilla)




“Después  de dos meses  de práctica, las estadísticas indican que el 95 %  de  las  mujeres dejaron de sufrir dolor durante la  menstruación,  aumentó el  deseo  y  el  goce sexual  y se  incrementó  la vitalidad  y  creatividad.”
  
 Sábado,  12 de  noviembre
  Centro   de  Terapias Yuste,  calle  Yuste, 9  (Sevilla)
  De 10:00 a  18:30 h
  Precio: 60  € (consultar formas de pago si hay dificultad económica)


Dirigido a:
Todas las mujeres que deseen encontrar equilibrio, más placer y poder personal: mujeres adolescentes, embarazadas, madres, mujeres con histerectomías, con menopausia, etc"


Inscripciones:
o en los teléfonos 
Silvia (mañanas) 662588017 /Teresa (tardes) 678634296


Organizan:

Ser Madre, acompañamiento para madres y padres

Tacto Fértil

Centro Diksha Yoga Integral

miércoles, 12 de octubre de 2011

Entrevista en Amor Maternal

Hace algunos meses, mi amiga Louma Sader del blog Amor Maternal me hizo una entrevista. Os dejo un extracto de ella que puede ser de ayuda para comprender en qué consiste este trabajo. 

¿De qué manera podemos contactar con nuestro poder interior?

Nuestro poder interior es la forma de nombrar a nuestra capacidad de hacer cosas, la manera de estar en el mundo. Es la energía que desplegamos cada mañana al levantarnos. No es lo mismo arrastrar los pies al caminar, que hacerlo con la espalda recta y de forma fluida ¿verdad? Pues eso pasa con todo en la vida. A veces queremos hacer muchas cosas, pero no conseguimos la fuerza o el empuje para hacerlo. A veces nos sentimos débiles, debilitadas, con pocas ganas de hacer cosas, o muy sensibles a lo que ocurre a nuestro alrededor. Una sola frase de alguien puede dejarnos durante horas o días hundidas emocionalmente. Sentimos que deberíamos educar a nuestros hijos de una manera, pero no tenemos fuerza para enfrentarnos a las críticas; o sentimos en nuestro interior el impulso creativo, pero no nos creemos que lo que podemos decir tenga valor...


¿Qué tiene que ver el útero en todo esto?

Tiene que ver todo. Porque el útero es la fuente primera de energía. Según la medicina tradicional china el cuerpo humano tiene tres motores fundamentales. Son los llamados Tan T´íen inferior (que en el caso de la mujer está localizado en el útero), Tan T´ien medio (en la zona del pecho, más concretamente, el corazón) y el Tan T´ien superior o Sen que es la conciencia. Si la primera de estas fuentes de energía se halla colapsada, la energía no fluye por nuestro cuerpo como debiera. En el caso de las mujeres, la educación recibida y la moral represora de la sexualidad  han producido lo que se denomina úteros espásmicos. Son úteros que han perdido la elasticidad. El útero es un órgano eminentemente muscular, está formado por una compleja  red de tejido muscular. Si te duele la espalda o los hombros o tienes contracturas en algún músculo de tu cuerpo, imagina lo que pasa con el útero. Al ser el útero un órgano muscular, es posible relajarlo.


¿Cómo podemos relajar el útero?

Si intentas relajar cualquier músculo de tu cuerpo que sepas que esta tenso, te resultará difícil solo con respiraciones o llevando la atención. A través de una técnica de relajación concreta es posible relajar el útero en pocas sesiones. Además, hay una serie de ejercicios que pueden ayudar a limpiar esta zona de tensiones, emociones negativas...


¿Alguna lectura recomendada para ahondar en el tema de la relajación del útero?

No he encontrado ningún libro aún que específicamente aborde la relajación del útero pero recomiendo encarecidamente la lectura de las obras de Casilda Rodrigáñez en las que expone y analiza las consecuencias de la tensión en el útero desde un punto de vista individual y colectivo, como sociedad. Para tomar conciencia de nuestras ciclos, recomiendo a Miranda Gray y para adentrarse en la energía femenina, recomiendo El Tao de la Mujer. Aunque he de decir que no hace falta leer demasiado para relajar el útero, ya que se trata de una vivencia que puede tenerse.


Entiendo,  ¿y para ello tú organizas talleres o serían más bien encuentros periódicos?

La documentación teórica se entrega unas semanas antes, porque hay un trabajo previo de indagación personal de cómo me siento con respecto a mi cuerpo, qué tipo de emociones bloqueo, qué significan determinadas experiencias para mi... y a la finalización del Encuentro se entrega un CD con ejercicios, la relajación y una visualización.

Los Encuentros posibilitan la toma de conciencia interior, la ex-presión (sacar la presión) en un entorno seguro de ausencia de juicio, la comunión con las demás participantes y la creación de redes de amistad y hermandad, que de por sí, son absolutamente sanadoras.


¿Y qué se trabaja exactamente en cada encuentro, qué beneficios podemos lograr al relajar el útero?
En los Encuentros solemos trabajar la conexión y la relajación del útero. Al relajar el útero obtendremos:

- Reglas y partos sin dolor.

- Mayor placer sexual.

- Mayor vitalidad y creatividad.

- Mayor seguridad personal.

- Tomar conciencia y sanar las emociones bloqueadas...

La relajación del útero a través de una técnica de relajación sencilla y unos ejercicios breves y efectivos es un camino de autoconocimiento y sanación que implica todos los niveles: emocional-afectivo, energético, mental y físico. El cuerpo se re-estructura y organiza de forma eficiente.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Ama hasta que duela, de Ken Wilber

Dejo este video de ken Wilber, uno de los psicólogos transpersonales más relevantes del momento. En él analiza las diferencias entre las técnicas de realización personal de hombres y mujeres. Puedo no estar de acuerdo con él al 100%, pero es interesante su aportación.

martes, 4 de octubre de 2011

Separación cuerpo mente

Paseando con Ileana Medina por el barrio gótico de Barcelona, va y me suelta una de las suyas. Me dice cogiéndome del brazo:
- El patriarcado es la separación cuerpo-mente. - Después de un segundo de silencio, apostilla - Creo que esta frase es de la ginecóloga norteamericana Christiane Northrup. 

Y yo veo la luz. Llevaba algunos meses realizando los Encuentros de Mujeres por España y mi trabajo, no desde un punto de vista teórico, sino práctico, había desembocado en eso precisamente: en devolver la unión del cuerpo y la mente. Y lo más sorprendente es que esa conexión es realmente fácil de conseguir. Tan solo se necesita un mirar hacia dentro, un bajar la mente al cuerpo para, desde ahí, vivir sin las interpretaciones mentales, las dudas, los miedos. En el último Encuentro de Cartagena habla una de las participantes que lleva años meditando y asegura que ha sido una revelación. ¿Una revelación? Sí, ahora sé que quieren decir cuando dicen estar conectada con una misma. Ahora sé que significa. No tiene nada que ver con estar meditando arriba. Es estar conectada con mi útero. Pues sí. El primer paso para estar conectada con una misma es conectarse con el útero conscientemente. 

El útero es el primer motor energético del cuerpo de la mujer para la medicina tradicional china (los hombres no tienen útero y han de construir ese núcleo poderoso de energía con caminos de autorrealización, según el libro El Tao de la Mujer de Maitreyi D. Piontek). A partir de él se distribuye una enorme cantidad de energía que disminuye si el útero esta contraído, tenso, contracturado. Por eso, relajar el útero nos devuelve la seguridad interior (más seguridad cuanta más energía tengamos a nuestra disposición, menos seguridad cuanta menos energía manejemos); aumenta el goce sexual, la vitalidad y hace que podamos materializar la creatividad que llevamos dentro porque nos hace estar ancladas, enraizadas. Pero a la vez, y esto es lo más importante, nos devuelve la libertad. Nos devuelve la libertad de ser nosotras mismas. La libertad de dejar de vivir desde la gastada y estrecha mente para comenzar a caminar desde las entrañas, el corazón y la conciencia. Y, al fin, la mente deja de ser mi enemiga. Y al fin, el fin del patriarcado.



Suscríbete al webinar gratuito


Hacemos comunidad en Facebook