jueves, 30 de junio de 2011

Algunas aportaciones de la semana 4

Tras cuatro semanas practicando la relajación del útero estos son algunos de los comentarios que las participantes del estudio ofrecen. Puedes consultar más aportaciones en la pestaña RESULTADOS del blog.






"Estoy más segura de mi misma e incluso soy capaz de ponerme en  mi sitio sin dejar que el contrario me pise. No sé si esto será a la conexión con mi útero y mi parte femenina 
o a qué."





"He ido hacia atrás, he vuelto al principio. He estado dos semanas sin poder realizar la relajación por estar convalenciente de un gran resfriado que me ha dejado totalmente K.O. He notado una desconexión total, incluso con la relación con mi hija y eso me duele mucho. Estas semanas he estado más ausente y he tenido molestias en el útero cuando la ira dejaba que me dominase y con ello, dolor de espalda. Si antes creía que no estaba consiguiendo una conexión con mi útero, ahora sé que sí la tenía, pero que yo no me daba cuenta. Ahora sí que estoy muy triste, sobretodo por lo patriarcal que he podido llegar a ser durante estas semanas y mi hija sufrirlo."





"Siento que puedo llamar a mi útero, y sentirlo cuando quiera…y que si me concentro…me invade un increíble placer, que a veces hasta me da miedo…


Me siento muy receptiva sexualmente, y el placer es cada vez más alejado del clítoris…siento mucho con la penetración. Y no necesito a nadie salvo a mí misma para sentir un placer inmenso sólo concentrándome en el útero. Experimento un fuerte control del placer en las relaciones sexuales.



He sentido cambios de humor bruscos…pasar de la euforia a la tristeza profunda de un día para otro en esta semana…unas ganas terribles de llorar, y otras enormes de salir corriendo y gritando a la calle. Pero a la vez, he sentido mucha seguridad en mí misma…mucho control."



"El día 13 sentí una pequeña puntada en el útero durante la relajación , ahora me doy cuenta que era porque comenzaba la regla al día siguiente.

Esto es lo mas significativo de esta semana, el día 14 tuve mi regla, y el cambio de los dos primeros días es muy diferente, casi no hay dolor, solo una molestia, y tengo mucha más energía durante la regla, que antes de comenzar el estudio."




"Siento mi útero moverse al final, cuando le doy amor. Siento unas ganas tremendas de dar amor con mi útero."



"Me estoy empezando a encontrar mejor. Me siento menos triste aunque me está resultando un poco duro hacer esto sin tener a mi pareja a mi lado. Se que hay algo que no funciona en mi, que al final encontraré la respuesta. El otro día me dio una especie de ataque de ansiedad, sentía ganas de gritar y gritar y grité y lloré mucho. La manera de abrir mi mandíbula me recordó al momento en que mi hija salio de mi vientre, (no fue igual pero me recordó por como abrí mi mandíbula y por que me sentí en cierto modo aliviada en ambos casos). Después de ese momento me siento mejor, al menos más desahogada y tuve la suerte de encontrarme sola en ese momento pues creo que mis hijos se habrían asustado. Creo que a partir de ahora la cosa irá mejor."


"En general siento que algo en mí ha cambiado, como si un poder interior me acompañara continuamente. Siento una fuerza, o algo que dentro de mí se ha transformado en una especie de bola llena de algo. Ese algo podría ser energía sutil, pero ahí está acompañándome en cada acción, relación o acto que hago."



"Me siento más serena, más tranquila, siendo más consecuente con mis actos, con la gente que me rodea, me acepto mucho más incluso cuando me equivoco, asumiendo que tan legítimo es cometer errores como asumirlos y poner de nuevo el orden conmigo misma y con la persona que tengo delante. Me acepto más, ya no me machaco tanto cuando algo hago mal o me sale mal, legitimándome también a mí misma."


"Me siento en contacto con mis tiempos y ritmos, los tiempos que necesito para realizar las cosas, el tipo de actividades que más me llenan y satisfacen. Y me veo renuente a realizar aquellas que no me agradan

He tenido en general toda la semana muchas ganas de bailar y junto con mi hija pasamos horas en las tardes bailando, afortunadamente ella lo disfruta mucho también.


Me siento con más energía, con ganas de probar cosas nuevas, me siento como con ganas de aventura. Y también me doy cuenta que cosas pequeñas me llenan de asombro y alegría."

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Que hay que hacer para participar en tu estudio'

Hacemos comunidad en Facebook