domingo, 20 de febrero de 2011

La verdadera naturaleza de la mujer

Me cuenta un profesor de Kundalini Yoga en una conversación sobre este trabajo.
- Cuando yo me formé, una de las cosas que me dijeron es que los sistemas espirituales estaban hechos por y para hombres porque las mujeres no los necesitaban... ellas tenían la conexión con la naturaleza ya hecha... a través del útero.
Entonces así era. Ahora, las mujeres nos hemos desconectado de nuestra verdadera naturaleza.

Entonces ¿qué estamos haciendo? En occidente, las mujeres con aspiraciones espirituales nos entregamos a  prácticas masculinas sin cuestionarnos cómo se produce nuestra verdadera realización. Según Ken Wilber, el sistema que todos conocemos de meditación, provoca en el hombre los cambios adecuados para la iluminación después de que éste deba trascender la energía que le es natural (que es una energía activa ligada, entre otras cosas, al movimiento y la actividad física), por eso en la meditación el hombre ha de permanecer largos periodos de tiempo paralizado; para la mujer, si queremos encontrar una práctica que, siguiendo el mismo criterio nos lleve hasta el descubrimiento de nuestra esencia ¿qué práctica debería ser? 

¿Qué pensáis vosotras? 
Inicio un diálogo para quien se anime a contestar. Hablemos de encontrar nuestra verdadera naturaleza, que es lo mismo que hablar de la verdadera espiritualidad.

18 comentarios:

Tetxu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tetxu dijo...

Pues si entiendo bien lo que el texto quiere decir, opino que nuestra naturaleza la encontramos en actividades que tengan que ver con el baile, la danza, el canto, la creación a través del cuerpo, sacando y extrayendo nuestra esencia más profunda al exterior desde el interior, pero creando y explotando el movimiento, del cuerpo, de los órganos, de las extremidades, de la mente, de las garras de lo más visceral que tenemos.

Como prácticas concretas, pienso en la danza del vientre, la danza africana, el flamenco, el teatro con movimiento, la biodanza, canto en grupo (indígenas por ejemplo)...


Vale que esto es una opinión muy personal pues es lo que a mí me está funcionando y lo que siento desde hace mucho tiempo que mi cuerpo me está pidiendo: ¡Muévete! ¡Baila! ¡Toca! ¡Canta! ¡Corre! ¡Grita! ¡Salta!....
Expresión con corazón

No tengo claro del todo si es esto lo que se preguntaba. Pero tal y como yo lo he entendido y tal y como mi cuerpo me está respondiendo y pidiéndome a gritos, esto es, hoy por hoy lo que puedo aportar a esta entrada del blog.

Abrazos para todas y seguimos compartiendo...

Ileana dijo...

Esta fue una de las cosas de las que me di cuenta después de ser madre: los caminos de "espiritualidad" que había conocido todos eran hechos por hombres y para hombres (el mismo Ken Wilber ha sido uno de mis grandes inspiradores).
Cuando lees a Osho, Krishnamurti, Lao Tse... ahora me doy cuenta de que no pueden ver el lado de la maternidad, el útero, la femineidad... les es ajeno.
REspondiendo concretamente a tu pregunta, es muy probable que esto pase por el relajamiento del útero, los orgasmos (muy tántrico ;-), las danzas del vientre, los bailes en corro...
No sé...

Marisol dijo...

Ileana, la misma pregunta me la hice cuando leí a muchos "eruditos" y sabios hombres "espirituales" algunos no, incluso hay mujeres muy informadas que pasan por el lado, justamente lo principal es que desconocen este "mundo desconocido" que es la SEXUALIDAD FEMENINA, y que las mujeres descubrimos al ser MADRES y tratamos de maternar o seguir nuestra pulsiones libidinales sexuales.

Marisol dijo...

Mónica, mi primer comentario no salió, comentaba que después de leer a Casilda lei a Reich quien descubrió el ORGON (que viene de ORGASMO), esta energía vital o energía cósmica es lo que mueve a la vida, el AMOR era el PLACER, hoy por la construccion cultural anulada. Al anular a la madre verdadera, la madre sustituta evidentemente se ha creado perturbaciones en la psique y en el soma del ser humano, hoy me pregunto porque quieren los "hombres" y "mujeres" buscar la "espiritualidad"? que es la espiritualidad?? creo recien empezamos a tenerlo claro.

Mónica Quesada Juan dijo...

Pues la verdad, lo primero que me ha venido a la cabeza es Danza africana. Yo antes practicaba yoga, y me relajaba, pero fue empezar danza y ya no sólo me relaja, sino que me preparada para la acción :).

y, por lo que veo, va en la onda de los comentarios anteriores.

Besotes!

Mónica de Felipe dijo...

Gracias por los comentarios. Me parecen muy acertados. Y apuntan en un sentido. Durante años me dediqué a meditar, hacer yoga, trabajarme el "ego"... y ¿qué descubrí?. Que el sistema llevaba implícito que había maestros masculinos y discípulas femeninas y masculinos que todo el impulso era elevar la energía (la llamada energía kundalini) desde los chacras llamados inferiores a los superiores. Todos teníamos el impulso de elevarnos, de ascender, el cielo era a lo aspirábamos; a lo terrenal, lo llamábamos maya, ilusión y era poco deseable.
Y aunque parte de esta visión pueda responder a la realidad, lo que es errónea es la interpretación que se le da en este sistema. Para mi la espiritualidad tiene que ver con ser uno mismo más y más, no con inflar el super-ego o ego ideal y crear un nuevo personaje que vista de algodón ecológico. Para mi tiene que ver con remangarse y probar a qué sabe la vida.

Por cierto, aunque aparece que he suprimido un comentario, no ha sido así. O al menos, no ha sido así conscientemente. No tengo ningún interés en moderar comentarios. Os invito a continuar dialogando.
Abrazos a todas!

Marisol dijo...

Mónica, no problem, seguramente algun problema en la red al momento de enviar mi comentario. Me parece interesante el hecho que veas desde otra perspectiva "YA" habiendo practicado el yoga, desconozco totalmente que se siente y que se busca al igual que con la meditación. Para mi el momento más "místico" por decirlo asi fué cuando pari en casa en un parto sin dolor,se que en el parto natural la mujer segrega la mayor cantidad de oxitocina de toda su vida.

Marcela dijo...

Hola a todas,
muy buenos comentarios , es como leerme a mí misma, me identifico con que la danza es vivificante
parece que despierta los úteros dormidos , después de un año de danza africana vino mi embarazo ( claro que buscado) y mi útero terminó por palpitar por completo... Hay muchas mujeres hoy que les cuesta mucho quedar embarazadas, más allá de causas concretas, creo que hay mucho de psicología femenina dormida, úteros dormidos , nuestra líbido y espiritualidad dormidas....
Un abrazo fuerte

Marisol dijo...

Olvidé comentar que el ORGON es la energia vital, la energia cósmica que también le conocen con el nombre de KUNDALINI, PRANA, CHI, el ETER de los alquimistas................

Cristina dijo...

Hola a todas,

Yo no puedo evitar estar un poco en desacuerdo con algunas cosas, aunque no puedo decir que sea una experta en meditación y menos en otras cosas que mencionáis como la danza. Pero siento que todo tiene su espacio y su lugar. Pienso que tenemos diversos niveles para alimentar y trabajar y que en un momento puede ser adecuado sentarse o estarse quieto como en la meditación tradicional, y en otros bailar o moverse.

Yo hago meditación (no he aprendido de ningún maestro, he ido aprendiendo de algún libro y nunca ligado a un tipo de práctica espiritual definida o filosofía. El High Performance Mind, de Anna Wise, que todavía no he terminado, por ahora es el libro que más útil me ha sido. A mí me ha sido de una ayuda inestimable, sin eso me hubiera quedado estancada en una época bastante dolorosa. También recientemente he empezado a bailar un poco de la danza del vientre, fue muy curioso porque nunca me había llamado la atención y de repente me vinieron ganas. Para mí la necesidad de una cosa y la otra responden a necesidades distintas y no lo veo reñido. Ni siquiera me parece que en eso nos diferenciemos hombres y mujeres.

Me parece que últimamente se habla mucho de recuperar la feminidad dentro de nosotras mismas, y me parece muy bien, para mí estas relajaciones del útero estan siendo un importante descubrimiento. Pero, no tenemos también una parte masculina que cultivar, y no tenemos también dentro de nosotras, como dentro de cualquier persona, un tipo de energía que está naturalmente ligada al movimiento y la actividad física, como la que se asocia a los hombres? Yo siento que sí y que es igual de importante que la energía que se asocia con la feminidad. No creo que pueda haber una sin la otra. No sé cómo lo veis o sentís vosotras. Realmente me interesaría mucho saber qué pensáis sobre este tema...

Quizás esto es algo obvio para todas, pero es que yo he vivido mucho tiempo sintiendo que se pedía de mí casi solamente un tipo de energía y prácticas y actitudes típicamente femeninas y por lo tanto, mi gran descubrimiento ha sido sentir que también hay dentro mío energía "masculina" que puedo utilizar.

En realidad siento que lo de femenino o masculino es solo una forma de decirlo.

Yo no sé si cuando se tienen hijos cambia esta percepción...pero yo no me siento realmente más afín con una energía esencialmente amorosa o receptiva que con otra más masculina. Aparte, supongo que también influye en cómo siento este tema el hecho de que mi novio sea multiorgásmico y que haya desarrollado cada vez más un tipo de energía o sensibilidad asociada con la feminidad...

En fin, vaya rollo he soltado xD

Un saludo a todas :)

Mónica de Felipe dijo...

Muy interesante, Cristina. Yo también creo que dentro del hombre y dentro de la mujer están las dos energías, las dos polaridades y que nos completamos cuando desarrollamos ambas. La cuestión es que, por una cuestión cultural, las mujeres en occidente nos hemos desarrollado más en los aspectos masculinos que en los femeninos. Tú indicas que en tu caso fue lo contrario, por lo que entiendo que la balanza se equilibre de otra manera. En mi caso, al menos, la balanza se equilibró recuperando las energías, prácticas y actitudes típicamente femeninas (como tu dices).
Me imagino que en las culturas en las que la mujer está sometida a repetir estereotipos femeninos dentro del patriarcado, encontrará su equilibrio en el desarrollo de actitudes tradicionalmente masculinas.
Pero más allá de esto, que puede ser accesorio porque ni siquiera hay una definición exacta de cómo ha de ser una mujer o un hombre y varía en función de la realidad social en la que se inserte ¿cuándo sé que yo soy más yo? ¿haciendo qué cosas?

Nutabe dijo...

Hola mujeres!

Yo pienso que sin duda el camino de la espiritualidad en la mujer se dejó de lado, en el trayecto de la espiritualidad de la humanidad. La conexión de la mujer con lo natural es innata, inherente. Y tan evidente que ha pasado desapercibida durante muchisimo tiempo.

Nosotras, las mujeres y nuestra extraña naturaleza salvaje se ha constituído en el mayor y más grande tabú durante milenios. El reino de lo inexplicable y desconocido, en la tierra y en el inframundo guarda especial relación con los elementos maternal y femenino. Por hallarnos más cerca de la naturaleza y estar mejor dotadas de sus secretos. Es por eso que las prácticas nuestras para el re-descubrimiento de nuestra escencia, son (o, podrían ser) bastante diferentes, por lo menos metódicamente hablando de las empleadas por los hombres. Esto no indica que hay que dejar de lado nuestro equilibrio masculino, no. Nuestro lado masculino puede estar en completo equilibrio sin necesidad de practicar métodos ideados, por y para hombres.

Nosotras sómos fundamentalmente cíclicas, sin duda. Eso nos otorga un dimanismo constante. Con lo cual, no es nada descabellado pensar que la posibilidad de lograrlo es a partir del dinamismo. Las mujeres siempre estamos pensando, en algo, pero siempre lo estamos haciendo. Tenemos una actividad onírica mucho más intensa y profunda que los hombres, cambiamos, pensamos, mutamos, sangramos. El movimiento, sea del tipo que sea, (mental, fisico, visual, corporal, tactil...)puede ser una gran fuente de descubrimiento y re-descubrimiento de nuestra escencia.

Abrazo fuerte para todas! Y felicidades muchas por éste lugar. Me encantó!

Anónimo dijo...

Uf, lo siento, pero equiparar naturaleza y espiritualidad me chirría muchísimo. La naturaleza del hombre es eminentemente agresiva: territorialidad, violencia, y todo el repertorio. Y no es ya entrar en el eterno debate de si el hombre nace bueno o no, es algo más instintivo que eso, el hombre (MACHO humano) es así por simple supervivencia, al igual que el resto de los mamíferos. No sé qué tiene que ver con la espiritualidad. ¿O sólo es en las mujeres la equiparación naturaleza/espiritualidad?

Marisol dijo...

Sobre la energía que mueve a los seres vivos, no creo que exista ni masculina ni femenina, es una unica energia que de hecho está presente en "todos" los organismos vivos, el modo como se manifiesta es la diferencia, les recomiendo leer LA FUNCION DEL ORGASMO de Wilhelm Reich, para las que ya hayan leído a Casilda la "Sexualidad y el funcionamiento de la dominación", no es un libro que lance teorías sino "resultados" de experimentos e investigaciones de tratamientos con la "neurosis" del ser humano, la sexualidad humana. Desde mi perspectiva y después de haber leído a muchos "gurús" espirituales, creo que desde la antiguedad (no se si fué el origen del patriarcado) se ha estado manipulando y controlando con las energía de orden superior para seguir con la DOMINACION. Creo el único camino para la recuperación de la verdadera sexualidad tanto femenina como masculina es la disolución de las corazas o rigideces musculares y psíquicas que se nos crea desde el momento de la concepción pues en este mundo de dominación hemos todos sido concebidos ya en úteros rígidos y espásticos, ahi comienza todo. Un abrazo a tod@s.

Vanyvalu dijo...

Uy, sigo este blog desde hace varios días, pero hasta hoy me he puesto a leer con consciencia y me encuentro con estos muy interesantes comentarios, gracias!
Yo leo de todo lo que siento sintoniza con mi vivir en cada momento dado, soy una curiosa insaciable en los temas que me apasionan, pero saben a qué conclusión he llegado?
A fin de cuentas absolutamente todo son teorías o experiencias que no necesariamente se aplican a mí y eso está perfecto!
Durante un buen tiempo me frustraba porque deseaba encontrarme reflejada o encontrar fuera de mí, el camino hacia mí misma, hasta que fuí capaz de acaptar y de verdad celebrar que para cada ser, hay un camino particular y único, que si bien una se nutre de las vivencias y experiencias, textos y enseñanzas de los demás, sólo es un compendio a través del cual andamos nuestro propio camino y lo vamos construyendo sobre la marcha, modificándolo cada vez que nos es necesario.
Yo siento que para efectos de comprensión y de análisis, hemos separado las distintas formas que tiene la energía para manifestarse o expresarse y que a ello le hemos llamado femenino o masculino, pero para mí, como comenta Marisol, la energía es una y todos, hombres y mujeres somos principalmente seres que sienten y que buscamos la plenitud en la mejor forma que nos es posible, dadas nuestra educación, cultura, personalidad y vivencias.
A mí me parece hermoso e inspirador que ahora en estos tiempos se haga hincapié en la recuperación de lo femenino y en los arquetipos femeninos, las diosas y demás, porque eso nos sirve de trampolín, nos facilita la tarea porque revalora todo aquello que de pronto vivimos o pensamos o sentimos y que suele no ser reconocido por la cultura "patriarcal", pero a mí sentir es sólo una herramienta de la cual me sirvo y gozo, sin olvidar que para mí no hay separación mayor entre hombres y mujeres que la que aceptemos o nos creamos y por ende, terminemos creando.

Mónica de Felipe dijo...

Observo la dificultad de expresarnos en términos de esencias femeninas y/ masculinas. Parece que nuestra mente dualista nos pone sobre aviso. ¡Ojo! Si dices que vas a conectar con tu esencia femenina, es que dices que no tienes esencia masculina o que no deseas conectar con ella... Y creo que es una trampa propia del pensamiento dicotómico. No se trata de negar que, en esencia, hombres y mujeres somos lo mismo, formas complementarias de una realidad mayor que nos trasciende (podemos llamarla Naturaleza, Universo Consciente, Dios, Energía Universal... qué se yo).
La pregunta es ¿Cuál puede ser el camino de las mujeres para encontrar la realización? Si consideramos que las vías tradicionales de alcanzar la realización han sido creadas por hombres para el uso de los hombres: yoga, la meditación, ascetismo...
¿Qué nos podría servir a nosotras en nuestra búsqueda de la Verdad?

Vanyvalu dijo...

Yo siento que mujeres y hombres trazamos nuestro camino a partir de nuestro contexto personal, cultural y social.
Estoy de acuerdo en lo que Cristina menciona respecto a que hay distintas etapas y necesidades que satisfacer en cada una de ellas y que a eso respondemos en la forma en que podemos hacerlo, siempre dentro de nuestro contexto.
En mi caso, desde niña he buscado conectar de manera consciente, no con mi lado femenino o masculino, porque me veo como un ser integral, sino con la espiritualidad que en mí se sienta verdadera, no forzada.
Para mí, ha habido infinidad de portales en distintas etapas de mi vida, el más reciente es el ser madre, la maternidad me motiva de una manera maravillosa a continuar en esta búsqueda y en este crecimiento en consciencia. Sé que habrá muchos más y los espero con entusiasmo.
Creo que el camino es unico y personal, hay mujeres que se sienten maravillosamente meditando y otras bailando, otras yéndose a acampar por unos días, otras a través del arte, o de la maternidad, etc. y,como expresé antes, desde mi punto de vista, hay tantos caminos como personas, y más allá de que seamos hombres o mujeres, como individuos nos corresponde escucharnos y encontrar, ya sea que decidamos apoyarnos en las tradiciones espirituales que ya existen o no, todo aquello que sintonice con nuestra alma y así, diseñar nuestro camino. Al menos esta es mi experiencia y a fi de cuentas, toda filosofía, enseñanza y demás, están basados únicamente en la experiencia de alguien, con la que una puede o no sentirse identificada, pero que jamás sustituirá nuestra experimentación personal.

Hacemos comunidad en Facebook