domingo, 27 de febrero de 2011

La historia escrita por hombres

No nos hemos dado cuenta. Hemos crecido en un ambiente, siguiendo unas directrices marcadas por una educación absolutamente represora de los deseos y de la naturaleza femenina. Hemos crecido pensando que el mundo era de los hombres. Hace poco mi hija comenzó a leer una enciclopedia de historia. Ahora está profundamente interesada por saber qué ocurría en el pasado. La enciclopedia es un compendio de hombres armados luchando por el poder. Es una enciclopedia ilustrada y en sus páginas llenas de dibujos, apenas si aparecían mujeres y ningún niño. Las únicas representaciones femeninas correspondían a alguna Venus del paleolítico, alguna diosa griega y las brujas quemándose en la hoguera de la Santa Inquisición. De repente vino a mi mente un sentimiento ya olvidado.  Cuando era pequeña como ella, me parecía que el mundo era cosa de hombres (inventores, artistas, escritores, filósofos, monarcas...) Esta es la historia que hemos estudiado, este es el dibujo mental que se nos ha quedado grabado en la memoria y en el inconsciente. Así que le digo:
- ¡Un momento! Este libro está mal. ¿Dónde están las mujeres y los niños? Hay solo hombres peleando todo el tiempo. ¿Es esa la historia? Sin mujeres ni niños no habría vida y, por lo tanto, no habría historia. 
Mi hija, de seis años, me responde:
- Las mamás se quedan en casa cuidando de los niños.
- ¿Y eso no es historia? A mi me parece más interesante saber cómo vivían, cómo se vestían, a qué jugaban los niños, cómo se relacionaban entre sí...
Y mi hija, después de reflexionar me dice:
- Tienes razón, este libro no está bien hecho. No salen mujeres.

No, no está bien hecho. Ni el libro ni la formación que hemos recibido. Recuerdo una clase en la Facultad de Historia del Arte. El profesor se afanaba en explicarnos las pinturas rupestres. Dice, como si tal cosa, que los hombres pintaban las cuevas y que las manos eran pequeñas para ser de hombres. Lo dice como uno de los misterios por resolver de la prehistoria. Le pregunto:
- Estas hablando de que los hombres pintaban las cuevas, pero ¿sabemos que eran hombres o podían ser las mujeres quienes lo hicieran?
 Y el, algo perturbado por una contestación que no tenía, me dice:
- No, en verdad no sabemos si eran los hombres o las mujeres...
Entonces ¿por qué damos por hecho que fueron ellos y no nosotras? Pues porque hemos crecido en el paradigma masculino y hemos creído inconscientemente que las creaciones (de cualquier tipo) eran aplicables a los hombres.
Es una anécdota, pero creo que expresa bien en que nivel de conciencia nos movemos todos, hombres y mujeres. Ya es hora de cambiar la historia, el presente y el futuro. Las mujeres tenemos mucho que decir y aportar. Reivindicar nuestro papel en el mundo y en la historia. Ganar poder, expresarnos, liberarnos de viejos dogmas. En mi experiencia, este cambio se está produciendo a la vez que voy ganando conexión con mi órgano sexual, con el útero. Las mujeres debemos tomar conciencia, cuestionar los mandamientos y levantarnos en un movimiento silencioso de transformación del mundo. Quizá, quien sabe, conectar y relajar el útero nos pueda ayudar.

viernes, 25 de febrero de 2011

Resultados semana 2 de estudio

ALGUNAS APORTACIONES DE LA SEMANA 2

Durante la segunda semana, una tónica general en las mujeres que han menstruado es haber observado cambios significativos en la misma: el periodo se ha alargado, retrasado o adelantado, ha aumentado la cantidad de sangre, han percibido mayor nivel de energía que antes, etc. 
Además, comienzan a producirse cambios significativos en la respuesta sexual y la conexión y conciencia del útero es mayor. Muchas percibieron un aumento del deseo sexual desde la primera semana y, ahora, en la segunda, comienzan a experimentar otros cambios. Aunque sigue habiendo un pequeño porcentaje de mujeres que aún no han experimentado cambios.


"No he tenido ningún orgasmo esta semana. Pero si me he sentido bastante sexual."


"No pude esta semana concentrarme mucho en el trabajo del útero. Pero si como tuve la regla me quedé con buenas sensaciones hacia mi útero. No sentí dolor muy intenso, igualmente nunca los tengo con la regla pero esta vez me sentí muy a gusto con mi propio cuerpo."

 "Día 1 de regla: Me ha venido la regla. He tenido retraso de 5 días. Soy muy puntual ¿hay alguien más que haya tenido retraso al comienzo de las relajaciones? En el día de hoy  los dolores no han desaparecido, pero son solo molestias y últimamente eran muy dolorosas, con dolor de contracciones.
Día 2 de regla: no he tenido dolores. Si pienso en la zona, no es dolor, pero si esa sensación pequeña, como de presión. en cambio durante la relajación no he tenido nada de dolor. Esto me ha sorprendido, porque instantes antes de empezar el ejercicio y pensar en la zona, sí tenía presión.
Día 3 de regla: no tengo dolor menstrual."

"Hoy me ha pasado una cosa curiosísima, aunque notaba unas olas de presión muy placenteras desde que me quedé embarazada y desde que empecé la relajación, hoy creo que he sentido mi primer orgasmo de útero. Ha sido increíble, como una bola de energía que subía de mis genitales a mi útero... volveré a probar con mi pareja a ver si acompañada también resulta así..."


"Por una parte me siento contenta de poder conectar con el útero ni que sea un poco, porque no tenía ningún tipo de relación ni conciencia hasta ahora... pero por otro lado, hoy me he dado cuenta de que también siento una cierta reticencia y hostilidad. Esto se me hace especialmente evidente en la parte de la relajación de "enviar amor" hacia el útero. En ese momento siento como un pequeño bloqueo."


"Empiezo a percibir pequeños trucos para relajar el útero, o más bien notar cómo debo hacerlo, qué debo  hacer... hoy no he notado el dolorcillo, sino claramente calor y un punto de placer. Esto último me da la pista más clara de cuando estoy centrando bien la atención y relajándolo o no."


"Las relaciones sexuales están cambiando, antes no sentía el placer que estoy sintiendo ahora con la penetración y no estoy segura si puede deberse a la relajación. La verdad es que mis relaciones están siendo más satisfactorias. Los orgasmos han sido muy intensos."


"No estoy teniendo la conexión que esperaba, estoy triste por eso."

"Estoy con la regla y me duele mucho el útero... en el momento de la relajación en el que se nombra al útero deja de dolerme... pero en cuanta acaba la relajación vuelve a dolerme. Me duele bastante, aunque es un dolor más intermitente, y parece que diferente a las demás veces."

" Siento mi útero nada más adentrarme en la relajación; sobre todo siento un burbujeo en él; similar a cuando sentía moverse a mi hijo en mi primer embarazo. También he sentido como desprendía energía hacia el exterior."

"He visualizado el útero con mi hijo entro y ha sido muy bonito, me ha dado pena acabar la relajación, estaba disfrutando mucho.

Me fijo más al relajar la mandíbula para así relajar el útero, siento esa conexión."



"He estado haciendo los ejercicios que propones en el blog y con ellos si estoy sintiendo el útero. Pero no consigo incorporarlo del todo a la relajación porque no relajo el útero. En los ejercicios, si consigo contraer los músculos del útero sintiendo el recorrido por él, pero no consigo el siguiente paso que es relajarlo."



"Sentí palpitaciones en el útero, como si fuera un corazón. Fue tan sorprendente que me desconcentró y me sacó de la relajación.

He tenido sensaciones extrañas, como de molestia y un poco de dolor, incluso he tenido pequeños calambres, sobre todo en las noches.
Por otro lado en varios momentos a partir del día 10 he tenido palpitaciones y sensación de calor."

"También he empezado a sentir desde hace días como una vitalidad nueva me esta acompañando esta semana, incluso habiendo estado resfriada. Esto me llama la atención porque cuando caigo enferma suelo decaer moralmente bastante. A raíz de leer una entrada tuya en el blog sobre la nueva energía, me di cuenta de que llevo sintiendo precisamente: una vitalidad nueva, incluso estando un poco mala. Entonces pensé que, efectivamente, esto que estaba sintiendo y a lo que no le había puesto nombre hasta ahora, pudiera estar haciendo efecto so

jueves, 24 de febrero de 2011

CHARLA GRATUITA Y RELAJACIÓN PARA MAMÁS EMBARAZADAS


El domingo, 6 de marzo, charla abierta y gratuita para mujeres embarazadas. Hablaremos sobre el puerperio y la creación de la nueva familia. ¿Seré capaz de cuidar de otro ser humano? ¿Cómo nace la madre cuando nace el hijo? ¿Qué ocurre con la pareja? 


Después practicaremos una sencilla relajación.

Lugar: Granada, en el centro cultural CajaGranada (Avda. de las Ciencia, nº 2).
Horario: de 12:00 a 14:00
Es obligatorio confirmar asistencia en: grupomaternal@gmail.com 

miércoles, 23 de febrero de 2011

El despertar del útero

Montse me escribe y me cuenta esto. Me parece tan importante que le he pedido permiso para reproducirlo en el blog. Y es importante porque el cuerpo grita nuestra verdadera naturaleza a pesar de los años de educación represora, de los sistemas de poder, de la autoridad y la sumisión. El cuerpo sabe y se expresa y nos abre una puerta por la que transformarnos. La diferencia es que antes no sabíamos que estaba pasando y ahora podemos ponerle palabras y, si así lo queremos, recorrer una senda de crecimiento.  


"Me llamo Montse, tengo dos hijas preciosas, nacidas de partos naturales pero muy dolorosos,  hace años que leí con mucha fruición los libros de Casilda Rodrigañez e hice algunos de los ejercicios que ella recomendaba, notando grandes cambios. Luego he pasado una epoca de olvido y ahora necesito de nuevo retomar con más ahinco el hecho de recuperar mi útero. Hace tres dias tuve un sueño lúcido. De repente me di cuenta de que estaba soñando. Me dije a mi misma "voy a relajar el útero", de repente sentí un gran peso agradable en el bajo vientre. Pero ahora viene lo extraordinario le dije a mi útero que palpitara y... no hay palabras para describir las olas de placer que me invadieron, nunca había sentido nada parecido,estuve un buen rato submergida en un absoluto mar de sensaciones maravillosas donde perdí el sentido del yo. Fué absolutamente revelador. Creo con total convencimiento que este es mi verdadero potencial sexual como mujer. Desde siempre mis orgasmos fueron muy masculinos, y mi líbido muy escasa, he descubierto tu blog con gran satisfacción y comienzo hoy mismo a realizar los ejercicios que allí propones".

martes, 22 de febrero de 2011

Encuentro de mujeres en Granada, 19 de marzo

El 19 de marzo se celebrará en Granada el Encuentro de Mujeres. 

Comenzará a las 10:00 y finalizará a la 14:00. 


Será en el centro Nybell en Avda. de la Constitución, nº 41 - 5º G. 
Teléfono de contacto: 958 098 216
Mail: grupomaternal@gmail.com

El curso se inicia con el envío de documentación vía mail, para que la parte teórica sea conocida por las mujeres antes de comenzar el encuentro. El encuentro es eminentemente práctico. A la finalización del mismo, se entregará a las asistentes un CD con relajaciones. 

Los bebés son bienvenidos hasta el primer año de edad. Después, no considero que la dinámica que vamos a practicar sea respetuosa con las necesidades del niño. 

domingo, 20 de febrero de 2011

La verdadera naturaleza de la mujer

Me cuenta un profesor de Kundalini Yoga en una conversación sobre este trabajo.
- Cuando yo me formé, una de las cosas que me dijeron es que los sistemas espirituales estaban hechos por y para hombres porque las mujeres no los necesitaban... ellas tenían la conexión con la naturaleza ya hecha... a través del útero.
Entonces así era. Ahora, las mujeres nos hemos desconectado de nuestra verdadera naturaleza.

Entonces ¿qué estamos haciendo? En occidente, las mujeres con aspiraciones espirituales nos entregamos a  prácticas masculinas sin cuestionarnos cómo se produce nuestra verdadera realización. Según Ken Wilber, el sistema que todos conocemos de meditación, provoca en el hombre los cambios adecuados para la iluminación después de que éste deba trascender la energía que le es natural (que es una energía activa ligada, entre otras cosas, al movimiento y la actividad física), por eso en la meditación el hombre ha de permanecer largos periodos de tiempo paralizado; para la mujer, si queremos encontrar una práctica que, siguiendo el mismo criterio nos lleve hasta el descubrimiento de nuestra esencia ¿qué práctica debería ser? 

¿Qué pensáis vosotras? 
Inicio un diálogo para quien se anime a contestar. Hablemos de encontrar nuestra verdadera naturaleza, que es lo mismo que hablar de la verdadera espiritualidad.

viernes, 18 de febrero de 2011

Nuevo ejercicio

Ejercicio 5
ESTIRAR LAS LUMBARES

Con las piernas rectas y separadas a la altura de los hombros, apoya tus manos en las inglés y echa el cuerpo hacia delante hasta que quede paralelo al suelo. Desde ahí, con las manos en las inglés empuja el cuerpo hacia atrás y  estira la columna. Deberás notar cómo se estira la zona lumbar. Después, vuelve a la posición inicial y respira llevando el aire a la zona y concentrándote en este espacio. el objetivo del ejercicio es descongestionar la zona pélvica permitiendo a las lumbares relajarse. Repite varias veces. 

jueves, 17 de febrero de 2011

Encuentro de mujeres





Para propiciar un espacio de encuentro entre mujeres, se propone un taller en el que, mediante dinámicas y ejercicios físicos y de relajación, poder contactar con el útero. Por ahora hay previsto tres talleres en Sevilla, Málaga y Granada* para el mes de marzo. En breve se ofrecerán las fechas y los lugares definitivos. Cada encuentro tiene una duración de cuatro horas, sábado por la mañana. El precio es de 40 €**. A la finalización se entregará un CD con relajaciones y documentación. La tarde del sábado, se ofrecerá una charla abierta y gratuita sobre educación y maternidad.

Las plazas son limitadas.

Si estás interesada, puedes contactar indicando Encuentro a través de grupomaternal@gmail.com

*Si tienes interés en crear un encuentro en tu ciudad, puedes contactar en el mail: grupomaternal@gmail.com

** Si tienes interés en asistir y no dispones de recursos económicos suficientes, por favor, contacta en grupomaternal@gmail.com e indícalo. No será obstáculo para la asistencia.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Parto orgásmico

Mi amiga Louma, de Amor Maternal, lleva este vídeo a su página que he querido compartir en este espacio. Cambiemos viejas estructuras mentales. Otro vídeo de parto orgásmico que emociona y estremece. Parir con placer es posible.



sábado, 12 de febrero de 2011

Resultados semana 1

En la pestaña "resultados" que podéis encontrar bajo el título del blog, podéis acceder a algunos extractos de las hojas de control realizadas en la semana 1. Durante la semana 1, las participantes realizan dos sesiones de 14 minutos cada una al día.
¡Qué los disfrutéis!

miércoles, 9 de febrero de 2011

Poder y autorregulación

Con el estudio en marcha desde hace ya tres semanas voy observando un patrón común de conducta entre las mujeres. Nos falta tiempo. Nos falta tiempo para desarrollarnos, para crecer, para encontrar nuestro poder, nos falta tiempo para relajar el útero. Muchas de las mujeres que comenzaron entusiasmadas este estudio, desde la primera semana han observado que no podían hacerlo. No encontrar el tiempo para una, es un cuestión que merece la pena mirar en corto. A veces decimos que son los hijos, pero hay muchas mujeres que no tienen hijos y que tampoco pueden comprometerse a realizar una relajación al día (lo que supone 15 minutos de su tiempo). No digamos ya dos relajaciones al día (como se hace en las primeras semanas). 

He recibido más de cien solicitudes para participar en el estudio. Mujeres llenas de ganas y vitalistas, impacientes por empezar a descubrirse, por aventurarse a crecer y descubrir una parte de ellas. Con el impulso inicial de formar parte de algo que consideraban importante, ahora tienen en sus manos las herramientas. ¿Y qué ocurre? 

Tener poder es ser capaz de hacer aquello que deseamos, anhelamos, nos parece importante o simplemente queremos. Poder significa materializar nuestros deseos, cumplirlos y disfrutarlos.  Tener poder es ser capaz de dirigir nuestra existencia, no quedar anclada en el pasado, ni permitirnos ser dirigidas a la deriva. Pero el poder de la mujer tiene mucho que ver con la energía creativa, cuyo órgano principal es el útero. Así que observo una paradoja. Para retomar nuestro poder hay que partir de tener poder para hacerlo.

Más allá de las implicaciones que para este estudio puede tener la falta de respuesta por parte de las mujeres, me parece interesante observar este patrón de conducta que compartimos todas. No tengo tiempo pero, ¿Para qué tengo tiempo? ¿En que estoy empleando mi vida? ¿Qué es lo prioritario para mi y en qué, sin embargo, invierto mi tiempo? ¿Por qué no hago lo que me interesa/quiero/necesito?
Buenas preguntas para parar y reflexionar.     

lunes, 7 de febrero de 2011

Parto y masturbación

Os dejo un artículo de Angeles Cano extraído del blog el parto es nuestro, en el que hablan de un tema del que no había leído nada al respecto: parto y masturbación. 

Entre los muchos tabúes que rodean el parto existe uno del que pocos hablan abiertamente. Se trata de los beneficios de la masturbación para prevenir el dolor en el parto, para relajarse y dilatar de manera más fácil. Es un tema fascinante que tiene mucha lógica detrás de un aparente tema algo “escandaloso” o incluso “sacado del contexto”.
 Contamos con el siguiente testimonio, de P.:
“Qué tema… la verdad… yo también le doy vueltas a cómo transcurrió mi parto… en mi caso fue más o menos así:
Empieza el parto y las contracciones son suaves, culebrillas. El parto dura unas siete horas. Soy primeriza. A las dos horas se rompe la bolsa. Desde ese momento mi cuerpo empuja… cinco horas. Mi cuerpo empuja… y no hay dolor hasta que la cabeza va a salir.
Esos son los datos… ahora… ¿Por qué fue un parto tan fácil? Puede haber mil respuestas– Puede ser porque yo siempre supe que podía parir. ¿Puede ser porque estuve de baja durante todo el embarazo y sabía que seguiría hasta que mi hijo tuviese 11 meses? – Es decir, que he pasado un embarazo tranquilísimo, sin gota de estrés. ¿Puede ser que como jugadora de rugby, mi cuerpo no sólo esté acostumbrado al esfuerzo físico sino que mi mente está dispuesta a los retos físicos?
Y este siguiente es el último punto que se me ocurre, un punto que como mujer nacida en esta cultura judío-cristiana me da vergüenza decir, pero como mujer que se siente mujer y muy orgullosa de su animalidad comentaré…que durante los cuatro últimas noches antes del parto, a eso de las tres de la mañana me subían unos calores… un deseo sexual se apoderaba de mí. Mi marido, claro, roncando a mi lado…así que me voy al otro cuarto y doy rienda suelta a mi deseo…
La noche del parto, entre las primeras contracciones, me ocurrió lo mismo… y pensé… “Allá voy… seguro que esto ayuda”… y ahora la gran pregunta que me hago…que os hago… ¿creéis que esto puede ser la gran causa de mi maravilloso parto? Es algo a lo que no dejo de darle vueltas y que mi cuerpo me responde que sí… ¿hacen esto las leonas, las gorilas…? ¿Se masturban antes del parto? 
En uno de los pocos sitios donde se puede encontrar algo sobre este tema leemos el siguiente texto: “Según los médicos Ann Douglas y John R. Sussman, autores del libro La Guía no oficial para tener un bebé (“Unofficial Guide to Having a Baby”) se calcula que un único orgasmo es veintidós veces más relajante que el tranquilizante promedio. Este factor, unido al hecho que cuando hay excitación sexual la vagina se abre unos 5 cm, hacen que tenga mucho sentido fantasear, masturbarse o hacer el amor durante el trabajo de parto [...]”
La misma autora comenta además en una entrevista televisiva lo siguiente: “En nuestra cultura lo sexual es vergonzoso. Leo mucho sobre el miedo, la vergüenza y la culpa, que se meten en el medio de la mujer. Si te avergüenza tu sexualidad, tu cuerpo responderá a tus pensamientos, prácticamente tu mente puede detener el trabajo de parto.“ — “Aparte, que nuestros genitales están diseñados para expandirse. A nadie se le ocurre verle el pene a un hombre y afirmar: “¡Es imposible que esto se agrande!” En suma, si estás relajada, tu vagina está diseñada para expandirse, al igual que los genitales masculinos. Si estás relajada se ensanchará.”
La masturbación, desde luego, ayuda a relajarse, a abrirse. Sin duda ninguna. Ahí lo dejamos…

domingo, 6 de febrero de 2011

El poder femenino

En estos siglos de dominación de los valores masculinos, la mujer ha perdido su fuerza y su poder. La historia de la mujer está escrita a fuego con la sangre de nuestras madres, abuelas, bisabuelas... La historia de la mujeres es una historia de dominación-sumisión, de dolor y miedo, de violación y humillaciones. Hemos sufrido la represión de nuestra feminidad, entre lazos de raso y zapatos de tacón, o en una carrera ciega para ser, cada vez más, como ellos. Cuando yo era pequeña solo se valoraban los atributos que caracterizaban a los hombres: valor, acción, fuerza, potencia, agresividad, inteligencia racional... En cambio, aquello que pertenecía a los tradicionales atributos femeninos era considerado negativo, digno de ser eliminado, por lo menos por las mujeres que lográbamos pensar casi al mismo nivel que los hombres (esto es una ironía) y las actividades atribuibles a las mujeres eran de segundo nivel. Veamos un ejemplo: es más importante construir una carretera que criar a un hijo, o es más importante ser político que hacer una sopa, o es más importante ser chef que ama de casa o es más importante la razón que el corazón, trabajar que criar, o la inteligencia cognitiva que la intuición, ganar que compartir, luchar que abrazar... 
Así las mujeres, quedábamos fuera de nuestro eje, de nuestro centro gravitacional, y entonces podíamos volver a ser manipulados por el patriarcado. No creo que la historia pueda contarse como hombres malos luchando contra mujeres buenas. Más bien considero que las mujeres y los hombres caímos en el sueño de aceptar que el único camino posible, que la única manera de ser válida, residía en asumir los valores predominantes (violencia, competitividad, acción, lucha...). Desde que caímos en esta pesadilla, las mujeres hemos sido las perdedoras directas; mientras que indirectamente hemos perdido todos: hombres, mujeres, ancianos, niños...
Una vez la mujer pierde el poder de la energía creadora tiende a producir dos situaciones:
- Entregar su energía a otro, generalmente un hombre o una mujer activa. En este caso la mujer renuncia a su poder de crear, de vivir su propia existencia y se abandona a la experiencia, a veces mística, de acompañar a otro en su camino. Es el caso de asistentas personales de hombres de prestigio, de la secretaria siempre complaciente, de las discípulas de cualquier género y condición. De las mujeres maltratadas que no han encontrado su fuerza interior. De las mujeres sacrificadas que renuncian a sus inquietudes por los demás. 
Las mujeres se sienten cómodas en segunda fila, acompañando al otro, no teniendo sobre su cabeza los focos. Se ahorran las equivocaciones, los desafíos, la tensión que acompaña todo proceso de creación. Cuando daba clases de producción audiovisual en una universidad, solía preguntar a los alumnos de tercero qué querían hacer al terminar la carrera. Invariablemente, los chicos decidían ser directores de cine; las chicas optaban por asistente de dirección, productoras, directoras de arte... Es decir, trabajos que requerían que alguien por encima de ellas, decidiera y ordenara.
- A veces sucede que, en vez de dar su energía a otro, deciden (estas decisiones son inconscientes) tomar su energía del otro. Son aquellas mujeres que extraen de las personas que tienen cerca el poder que a ellas les falta: madres que hacen que sus hijos tengan la vida que ella no se atrevieron a tener, mujeres de famosos escritores, artistas o empresarios, mujeres especializadas en la seducción de hombres que revisten algún poder. Mujeres que, en general, absorben el poder del que tienen al lado. 

Cuando la mujer entrega o absorbe su poder de los otros, todo a su alrededor comienza a desmoronarse: hijos tiranos o maltratados, hombres maltratadores, situaciones insostenibles, enorme rencor, baja autoestima, servilismo, egolatría, ansia de poder... en este cóctel cabe casi cualquier situación aberrante que aleja a los hombres y las mujeres de su verdadera naturaleza. El origen de estas tensiones está en la falta de poder de la mujer, aunque el origen de la falta de poder de la mujer podamos encontrarlo mucho tiempo atrás. Es una herencia que nos viene impuesta por los genes y por el orden de cosas. 

En este momento de la historia, que ha de ser el final de un tiempo y el advenimiento de otro orden, las mujeres estamos despertando a esta infame pesadilla. Somos muchas las mujeres que sentimos que ya no podemos volver a representar estos modelos de feminidad tan hiriente. Deseamos encontrar nuestro centro, nuestro poder, que es un poder creador para, desde ahí, construir un mundo en el que el amor, los cuidados, los afectos, la empatía, la solidaridad, la amistad, la tolerancia y la seguridad sean los motores de las relaciones humanas: en la pareja, con los hijos, en el trabajo, entre mujeres...

El cuerpo de la mujer está concebido para crear vida, para materializar desde lo sutil hasta lo concreto. Por eso tenemos un útero, por eso amamantamos. Somos dadoras de vida y el poder que esconde este hecho es tan importante que puede y debe cambiar la realidad. Las mujeres, independientemente de si somos madres o no por decisión propia o no, seguimos teniendo el poder de construir un mundo a nuestra medida con nuestras manos y nuestro corazón. Tan solo necesitamos volver a colocarnos en nuestro centro de poder, alinearnos con la energía creativa y amorosa que somos. Tomar conciencia de esto nos acerca a transformar la realidad, a bajar el paraíso a la tierra. Que así sea.



ULTIMAS 3 PLAZAS

martes, 1 de febrero de 2011

Nuevos ejercicios

Hay nuevos ejercicios en la pestaña "Ejercicios" que podéis encontrar bajo el título. Que os aproveche!!

Hacemos comunidad en Facebook